¿Marcha atrás en la anulación de indultos?

Política

La derogación de los indultos decretados a los jefes militares y a guerrilleros que actuaron en la última dictadura militar quedó reducida ayer, en la órbita del Congreso, a la Comisión de Asuntos Constitucionales que preside el kirchnerista salteño Juan Manuel Urtubey. Los diputados oficialistas están a la espera de un proyecto nuevo enviado desde la Casa Rosada y por eso decidieron ganar tiempo e incluir el tema para ser debatido en las próximas reuniones de Comisión.

• Dudas

Aunque desde el Ejecutivo todavía no descartan un decreto de Néstor Kirchner que anules estos indultos, dudan sobre su conveniencia teniendo en cuenta que sus efectos no sólo permitirían reabrir causas por delitos de lesa humanidad contra los militares, sino también contra ex montoneros cercanos al gobierno nacional, como el diputado Miguel Bonasso.

«No queremos reducir la anulación de los indultos a un mero gesto por el 30º aniversario del golpe»,
fue la excusa de Urtubey ante la insistencia de Elisa Carrió para comenzar a tratar el polémico tema. Los legisladores kirchneristas afirmaban ayer que no habían recibido ninguna directiva desde Balcarce 50.

La reunión de la Comisión fue parte de la estrategia del oficialismo ya que ante el planteo del ARI de tratar la iniciativa sobre tablas en la sesión de ayer, podrían responder que el análisis debería darse primero en la órbita de Asuntos Constitucionales. Todo esto dejó en evidencia que la conmemoración del golpe de Estado se convirtió más en un trofeo político disputado desde los distintos sectores parlamentarios más que un homenaje a sus víctimas. Tanto que incluso los aristas, que buscan la derogación de los indultos a través de una ley, reconocían ayer que esa anulación debería darse a través de un decreto del Ejecutivo.
«Deben ser dejados sin efecto por la misma autoridad que dictó el acto, o sea por el presidente. En el caso de las leyes de Punto Final y de Obediencia Debida fue distinto, porque se trató de un acto del Legislativo», razonaban ayer en los pasillos del Congreso.

Dejá tu comentario