Oyarbide prevé pedir la destitución de los jueces que ordenaron el espionaje

Política

El juez federal Norberto Oyarbide evitó referirse a una posible citación indagatoria al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, por la causa de las escuchas ilegales, aunque admitió que estudia la posibilidad de pedir la destitución de los dos jueces misioneros implicados.

El magistrado había deslizado durante enero que estaba evaluando citar a indagatoria a Macri y a su ministro de Seguridad y Justicia, Guillermo Montenegro, aunque hoy prefirió no hablar del tema.

No obstante, Oyarbide explicó que está "recibiendo las transcripciones de las escuchas y revisando las actuaciones de los jueces de Posadas para eventualmente ordenar la remoción de los magistrados y poder hacerlos comparecer".

"Las secretarias de los jueces están procesadas por asociación ilícita y los magistrados solo suspendidos", indicó.

Se trata de los jueces Horacio Gallardo y José Luis Rey, quienes ordenaron las escuchas al empresario Juan Cruz Ávila, al dirigente de la comunidad judía Sergio Burstein y al cuñado de Mauricio Macri, Néstor Leonardo.

Además, el juez tiene pendiente resolver la situación procesal del renunciado ministro de Educación porteño, Mariano Narodoswski, luego de tomarle declaración indagatoria en diciembre pasado.

En ese marco, fuentes judiciales dijeron que la situación del funcionario será definida "en los próximos días".

Narodowski es investigado por su presunta responsabilidad en la contratación para trabajar en esa cartera del espía Ciro James, procesado y detenido como uno de los principales acusados.

También está procesado por varios delitos y con prisión preventiva el ex jefe de la Policía Metropolitana Jorge "Fino" Palacios, quien pidió su excarcelación así como la nulidad de toda la causa a la Cámara Nacional de Casación Penal.

En esa misma situación se encuentran los policías de Misiones Diego Gastón Guarda, Raúl Alberto Rojas, Rubén Alberto Quintana y Antonio César Fernández, y los empleados judiciales Mónica Elizabeth Amaral, Lidia Beatriz Kruchowski, Augusto Gregorio Busse y Fernando Javier Castelli.

Dejá tu comentario