Redoblan presión para que jueces paguen Ganancias

Política

Aunque los argumentos que sostiene la Corte Suprema para librar a los jueces y magistrados del pago del Impuesto a las Ganancias sigan siendo los mismos, el Congreso cree ahora que podrá sancionar una ley definitiva que derogue la exención a ese tributo que disfruta el Poder Judicial. El problema, de todas formas, no es votarla, ya que sobran manos para un proyecto de este tipo, sino que se encuentre el resquicio legal para evitar que una vez más la Corte Suprema declare inconstitucional la nueva ley por afectar la intangibilidad de los salarios judiciales. No hay acuerdo todavía sobre si se intentará gravar a todos los jueces en actividad o sólo a quienes sean nombrados desde ahora -como propone Jorge Vanossi-, pero esta semana el debate llegará a la Comisión de Justicia del Senado con, al menos, tres proyectos en debate, sumados al que presentó esta semana la senadora por Chubut, Silvia Giusti.

Otro chubutense, Marcelo Guinle, se subió también ayer a la ola de críticas del Congreso al Poder Judicial y en especial al fallo que ratificó la exención en Ganancias para los jueces. «El Poder Judicial perdió una oportunidad para reconciliarse con la sociedad», dijo en relación con el fallo firmado por Carmen Argibay y ocho conjueces -cinco camaristas nacionales y tres abogados-, que «ratificó la interpretación que desde hace años vienehaciendo el máximo tribunal del país, en orden a que los jueces nacionales y provinciales y aun los jueces jubilados están eximidos del pago del Impuesto a las Ganancias en función de la intangibilidad establecida en el artículo 110 de la Constitución Nacional».

«Con el pretexto de la independencia del Poder Judicial no se puede vulnerar un principio constitucional como el de la igualdad ante la ley», protestó Guinle.

Guinle tiene presentado otro proyecto, que ayer ratificó, donde se establece que todos los jueces e integrantes de los ministerios públicos, nacionales y provinciales, y aun otros funcionarios que por asimilación también se excluyen del pago del Impuesto a las Ganancias «lo tributen en un pie de igualdad con el resto de la ciudadanía».

  • Desembarco radical

    El 15 de diciembre de 2005 el radicalismo también había desembarcado en el tema. Fue el jujeño Gerardo Morales el que recordó que la modificación de 1996 a la Ley 20.628 ya había ordenado tributar el Impuesto a las Ganancias a los magistrados, funcionarios judiciales y del Ministerio Público Nacional y a los organismos de fiscalización, por lo que sólo restaba poner en operaciones esa norma que había sido frenada por múltiples interpretaciones judiciales en contra.

    El proyecto Morales incluye en el concepto de ganancia al sueldo básico, los suplementos o compensaciones jerárquicas y todo concepto similar que reciban los magistrados, y dispone luego hacer operativos los incisos a) y c) del artículo 79 de la Ley del Impuesto a las Ganancias para los jueces.

    El radical insistía también con la discriminación entre jueces y el resto de los mortales argentinos que supone la exención en Ganancias, sobre todo después de que desde 1995 los legisladores también deben pagar ese tributo, al citar algunos de los pronunciamientos que hizo sobre la cuestión la Corte Suprema de los Estados Unidos: «Someterlos a un impuesto general es reconocer simplemente que los jueces son también ciudadanos, y que su función particular en el gobierno no genera una inmunidad para participar con sus conciudadanos en la carga material del gobierno cuya Constitución y leyes están encargados de aplicar», decía ese cuerpo en 1932.
  • Dejá tu comentario