El Central le pone hoy límite a intereses que cobran tarjetas de crédito sobre saldos

Política

El Banco Central emitirá hoy una resolución para ponerle un tope a los intereses que los bancos cobran por el financiamiento de saldos en las tarjetas de crédito, lo que en la jerga se conoce como el ‘revolving’. La decisión se tomó ayer algunas horas después que Miguel Pesce, Paula Español y Matías Kulfas se reunieran con los representantes de los bancos liderados por los representantes de ABA y ADEBA, Claudio Cesario y Javier Bolzico.

En esa mesa hubo negociación y un acuerdo inicial sobre la continuidad del programa Ahora 12, pero el límite a los intereses que cobran los bancos sobre tarjetas se hará por resolución: “habrá una fuerte baja imposible de acordar con los bancos”, le dijo anoche a este diario una alta fuente del BCRA.

De la resolución que se conocerá hoy ayer trascendieron algunos datos. Por ejemplo, que solo afectará a los saldos financiados en tarjetas de crédito. Es decir, no se forzará a los bancos en otras líneas. Algo de esto se imaginaban ayer los banqueros cuando se fueron de la reunión con Pesce y Kulfas después del mediodía.

En las argumentaciones los bancos sostuvieron que no es cierto que la tasa de interés que se cobra por el ‘revolving’ esté por encima de 100%, sino que ronda el 75%. Claro que en ese cálculo solo toman la Tasa Nominal Anual y no el Costo Financiero Total.

Si hubo acuerdo en continuar con el programa Ahora 12, única fuente de financiamiento hoy con chances de ofrecer cuotas sin interés para la compra con tarjetas de crédito y que funciona mediante un acuerdo que involucra a bancos, el Estado, comercios y operadores de Tarjetas. Se acordó allí que habrá otra revisión del programa a principios de abril y el Central comenzará a analizar el pedido de los bancos de flexibilizar encajes con una suba. Sobre el incremento de la tasa subsidiada de Ahora 12, como también mencionaron las entidades, no hubo obviamente avance.

La historia de este nuevo round entre el Gobierno y los bancos para bajar la tasa de interés que cobran los bancos sobre los saldos impagos de tarjetas comenzó el sábado pasado a la noche en el asado que Alberto Fernández organizó en la Residencia de Olivos con sus amigos políticos más íntimos. Allí le taladró el cerebro a Miguel Pesce con la necesidad de bajar esa tasa.

El pedido, como se dijo en este diario, tenia tanto de económico como de político. Hoy las tarjetas de crédito son el único camino para financiar compras de bienes de consumo. El mercado de los electrodomésticos se mueve con exclusividad por ese medio. Y aunque se continúen utilizando, el costo de financiarse por ese medio, cuando no existen promociones o acuerdos entre comercios y bancos, o no está de por medio el programa de Ahora 12, es imposible de afrontar.

El problema es desde hace años encarar el financiamiento de los saldos impagos y no los planes de 3, 6 o 12 cuotas sin interés que ofrecen comercios o bancos en esas ofertas específicas. Los propios bancos reconocen que, aunque el porcentaje de usuarios de tarjetas que deben apelar al ‘revolving’ no es mayoritario, los límites de financiamiento con las tarjetas se fueron agostando al mismo ritmo de la crisis porque muchos apelan al pago mínimo ante la imposibilidad de cancelar la totalidad. No es para menos: el sistema, en general, oscila en tasas que van de 63% a 224% anual. Incluso puede ser más alto en los plásticos de emisión más popular y entidades pequeñas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario