Mundo

¿Qué se sabe de los ataques a la principal refinería de petróleo del mundo?

Tras los ataques sufridos el último sábado en oleoductos de Arabia Saudita por parte de milicianos houtíes, en el marco del conflicto en Yemen, pusieron en alerta los mercados de energía que ya aumentaron casi 20% el crudo del Brent.

Tras los ataques sufridos el último sábado en oleoductos de Arabia Saudita por parte de milicianos houtíes, en el marco del conflicto en Yemen, pusieron en alerta los mercados de energía que ya aumentaron casi 20% el crudo del Brent hasta alcanzar su cotización más alta en los últimos cuatro meses.

De acuerdo al gobierno de Arabia Saudita, los ataques en Abqaiq, la mayor planta de refinamiento de crudo del mundo, y en el campo petrolero de Khurais lo obligarían a mermar su producción en casi un 50%.

En ese sentido, el ministro saudita de Energía, Abdulaziz bin Salman, afirmó que los atentados habían reducido la producción de crudo en 5,7 millones de barriles diarios.

En tanto, el grupo de los hutíes en Yemen se atribuyó la responsabilidad del ataque con drones, como contraofensiva a los golpes de la coalición que lidera Arabia Saudita contra este grupo desde que derrocó al presidente yemení en 2015.

No obstante, el Secretario de EEUU, Mike Pompeo, apuntó contra Irán como responsable del ataque al afirmar en Twitter que “Teherán está detrás de cerca de 100 ataques en contra de Arabia Saudita mientras Rouhani (presidente iraní) y Zarif (canciller iraní) pretenden resolverlo mediante la diplomacia".

“A pesar de los llamados a reducir las tensiones, Irán ahora lanza un ataque sin precedentes contra el suministro energético. No hay ninguna evidencia de que los ataques llegaran desde Yemen", añadió.

¿Quiénes fueron los responsables del ataque?

De acuerdo con el reporte de las autoridades sauditas, en sus instalaciones petroleras de Abqaiq y Khurais, en el oeste del país, se desataron fuertes incendios después de que fueran objeto de un ataque.

Una de las instalaciones petroleras atacadas es el campo de Khurais, el cual produce alrededor del 1% de todo el petróleo que se consume a nivel mundial. Y la segunda refinería atacada fue la de Abqaiq, que tiene tiene capacidad para procesar hasta 7% del suministro global.

Ambas refinerías pertenecen a la empresa estatal de petróleos de Arabia Saudita, Aramco, considerada una de las empresas más rentables del mundo.

Los rebeldes hutíes de Yemen, que llevan varios años en guerra contra una coalición internacional liderada por Arabia Saudita, se atribuyeron la autoría de los ataques.

¿Qué puede pasar con los precios del petróleo?

Arabia Saudita es el principal productor y exportador de petróleo en el mundo, con una producción diaria cercana a los 11 millones de barriles.

La planta de Abqaiq, propiedad de Aramco, es considerada la refinería más grande del planeta. Y fue una de las afectadas por los ataques.

El viernes previo al ataque el costo del barril Brent era de u$s60 y este lunes saltó hasta los u$s71,95.

No obstante, la cotización mermó levemente después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que autorizaba el uso de la reserva estratégica de petróleo de su país en caso de necesidad, "en montos suficientes para mantener los mercados bien abastecidos".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario