Ambito Nacional

Raúl Jalil: "Unificamos la elección para aportar a un Gobierno que mire distinto al Norte"

Con el hándicap  de su triunfo por casi 30 puntos en las PASO del 11 de agosto ante el radical Roberto Gómez (Juntos por el Cambio), el intendente capitalino Raúl Jalil (Frente de Todos) busca consagrarse el próximo domingo como el sucesor de la peronista Lucía Corpacci en las elecciones de Catamarca. 

A una semana de la elección que definirá la sucesión de la peronista Lucía Corpacci en Catamarca, el candidato a gobernador del Frente de Todos, Raúl Jalil, destaca la importancia del trabajo en bloque de un equipo convencido de que la alternancia fortalece la democracia. Y anticipa que buscará trasladar esa cualidad institucional a los tres poderes si resulta electo, de la mano de un nuevo impulso a una amplia reforma constitucional.

Tras dos mandatos como intendente capitalino, Jalil hace foco en el destino catamarqueño durante los próximos cuatro años, aunque con una mirada anclada en lo nacional. “Confío mucho en Alberto Fernández como conductor que va a armar consensos”, remarca, y cuestiona que durante el Gobierno de Mauricio Macri “el Norte ha sido perjudicado” y que “la deuda externa no se ve reflejada en obras que hayan mejorado la productividad de los argentinos”.

Periodista: Para las elecciones provinciales cuenta con el hándicap de su triunfo por casi 30 puntos sobre el radical Roberto Gómez en las PASO del 11 de agosto. ¿A qué atribuye la magnitud de esa victoria?

Raúl Jalil: Hay un trabajo en conjunto de un equipo que conduce Lucía Corpacci y que es un proyecto que mira primero a la gente. Y creo que la gente observó también la defensa de los derechos de los catamarqueños sobre un gobierno, el de Mauricio Macri, que miró al centro. Por ahora soy candidato a gobernador, el 27 votarán los catamarqueños, hay que trabajar con prudencia y esperar los resultados.

P.: Los dos mandatos de Corpacci representaron el retorno del peronismo al poder tras cinco gestiones del Frente Cívico y Social. ¿Qué logros deja la gobernadora y qué asignaturas pendientes?

R.J. Deja una etapa muy importante en la política de Catamarca. Y hay que avanzar en una reforma de la Constitución. Después del Frente Cívico que empezó con el caso de María Soledad Morales y la división de los catamarqueños, creo que lo fundamental de este gobierno fue sobre todo la unión de los catamarqueños, más allá de los colores políticos. Se inició una transformación con otra lógica, la de unidad de los catamarqueños. Y yo creo que los problemas económicos se resuelven desde la política.

P.: Lo de Corpacci es una rareza: pudiendo pelear un tercer mandato consecutivo es candidata a diputada nacional, en un contexto 2019 donde todo gobernador que pudo buscar otra gestión lo hizo. ¿Cómo se arribó a ese acuerdo en el peronismo catamarqueño?

R.J.: No es un acuerdo político, es una decisión de vida. Creo que ocho años son suficientes para dar lo mejor de cada uno, y yo también pienso lo mismo: de ser reelecto gobernador, creo que ocho años para un gobernador son suficientes para terminar con un proyecto de provincia. Y estamos convencidos que la alternancia fortalece la democracia.

P.: Catamarca votará en simultáneo con la elección presidencial. ¿Qué rol jugarán las candidaturas de Alberto Fernández - Cristina de Kichner y de Macri en los comicios provinciales?

R.J.: Hemos notado, a diferencia de la elección de 2015, que ahora la gente vota completo; hubo menor corte de boleta en las PASO que en 2015. Y acá yo confío mucho en Alberto Fernández como conductor que va a armar consensos, y en Cristina de Kirchner como un apoyo político importante junto con los gobernadores, y con otras expresiones políticas, como la de Sergio Massa. Podríamos haber hecho la elección en marzo, pero Lucía tomó la decisión de juntarlas con la Nación porque queríamos aportar a Nación aunque sea ese 1% para que recupere el Gobierno el peronismo, para aportarle a un Gobierno nacional que mire distinto al norte argentino. Vemos con mucho agrado que el peronismo más otras fuerzas hayan podido formar este frente y pensamos que el 27 de octubre vamos a ganar. Y estoy convencido de que este frente político, con La Cámpora, con los gobernadores, con Cristina, si trabajamos con tolerancia, va a ser un buen gobierno.

Jalil Catamarca 2.jpg

P.: ¿Cuáles serán los principales ejes de su gestión si resulta electo?

R.J.: Hay cosas que hay que continuar, como la defensa de los derechos de los catamarqueños. Poner primero al catamarqueño, seguir con el trabajo social que tenemos porque estamos en una crisis económica y política muy difícil. Y con el eje en el ciudadano, provenga de donde provenga. Creo que eso es lo que ha tenido este proyecto como eje de política de Estado. Y con la obra pública, la minería con consenso social, el turismo (que viene creciendo en Catamarca), la agroindustria y la producción.

P.: ¿Retomará el proyecto de reforma constitucional del oficialismo, que se topó con trabas de la oposición en la Legislatura?

R.J.: Es un caso único: la gobernadora y el intendente de la capital promueven una reforma de la Constitución que tiene como principal eje la limitación de los mandatos para terminar con la reelección indefinida, y la oposición no lo ha aceptado. Es una forma de hacer política que comparto con Lucía: hay que trabajar más en un proyecto de un equipo político, con eje en el equipo y no en la persona.

P.: ¿Y qué otros ejes centrales tendrá esa reforma constitucional?

R.J.: Bajar la cantidad de diputados y senadores, la idea es volver a la Unicameral. Y limitar también el gasto del presupuesto en un porcentaje determinado. Yo estudié Economía y soy un convencido de que el problema de la Argentina no es de recursos sino de administración de esos recursos. Y todo nace en la reforma de la Constitución. Hay que limitar el gasto en la política; para mí la Argentina tiene un exceso en todos los estamentos del Estado. Y también tenemos la postura de que los mandatos de los jueces tengan ocho años y tengan que rendir para poder seguir. Creo que todo esto genera una alternancia en los tres poderes. Y también lo mandatos de los legisladores, a ocho años.

Jalis Catamarca 3.jpg

P.: ¿Cuál es su visión respecto de la política de planes sociales?

R.J.: El tema de los movimientos sociales es importante. Todos somos buenos, pero cuando nos miran somos mejores. En ese sentido, yo creo que los planes sociales tienen que ser como eje coordinados en la Provincia con la Nación, y la Nación con los intendentes, sean del color político que sean. Ahora están dando becas o planes de 5 mil pesos de la Nación por fuera de la estructura política, que también se ha hecho en el pasado. Creo que los Gobiernos de Néstor y Cristina tuvieron un gran avance, porque bancarizaron el sistema. Pero creo que ha sido un error no coordinar el manejo de los planes sociales con las provincias y con los municipios, con los movimientos sociales. Se lo planteé a Macri cuando invitó a los intendentes de las capitales, y vamos a trabajar en conjunto con Alberto Fernández y con los movimientos sociales para que haya una organización institucional de la política.

P.: Catamarca batalla en la Corte fondos contra medidas de Macri, como el fin del Fondo Sojero y las medidas post PASO que golpean la coparticipación. ¿Qué trato le dio Macri a Catamarca en estos cuatro años y qué le reclamaría al nuevo Presidente?

R.J.: Hemos tenido un trato institucional muy bueno, sobre todo con Rogelio Frigerio. Pero hemos observado que ha tenido una mirada muy distante del Norte argentino. La Argentina es muy compleja, e inclusive en Catamarca es distinta la identidad de una persona que vive en la Puna de la que vive en el Valle Central. Creo que hubo una mala lectura o diagnóstico de la Argentina, y repercutió en las políticas de Estado. El norte argentino ha sido perjudicado, y sobre todo la deuda externa argentina no se ve reflejada en obras que hayan mejorado la productividad de los argentinos, y va a ser un problema para el próximo gobierno, sea del color político que sea. Cuando uno tiene un presupuesto y un orden, que en el medio del presupuesto anulen el Fondo Sojero… La pelea entre los unitarios y los federales era la de los impuestos aduaneros, y el único impuesto aduanero en la historia argentina fue el Fondo Sojero, que se coparticipó. Fue un retroceso en la pelea originaria de los argentinos, y me parece muy bien la decisión de la Corte de estar a favor de la no interrupción de los compromisos de los Estados provinciales.

Entrevista de Silvina Kristal

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario