Ambito Nacional

Se suman neutrales a la alianza de Alberto Fernández con los gobernadores

Primer acercamiento de presidente electo con MPN. Vaca Muerta, clave. Además, recibió elogios de esquivo Schiaretti. Reunión con amigable Uñac.

El presidente electo Alberto Fernández sigue reforzando la relación con los gobernadores, y ayer mantuvo reuniones con un mandatario aliado como el sanjuanino Sergio Uñac; pero también se sumó a la agenda Omar Gutiérrez, del MPN neuquino, un sello provincial que tuvo buena sintonía con Mauricio Macri hasta las PASO nacionales de agosto.

Neuquén es un distrito clave en términos estratégicos por los desarrollos hidrocarburíferos en la formación Vaca Muerta. Además, asoma en el operativo seducción de Alberto F. hacia gobernadores neutrales. En ese sentido, el exjefe de Gabinete recibió ayer guiños de Juan Schiaretti, que abona el cordobesismo y en las elecciones del domingo llevó a su sello Hacemos por Córdoba con el esquema de lista corta, sin ataduras presidenciales (al igual que el MPN).

“Fue un encuentro muy positivo”, dijo el neuquino Gutiérrez después de la reunión al mediodía en el barrio porteño de San Telmo. “El veredicto de las urnas requiere que nos pongamos a trabajar en equipo para construir entre todos políticas públicas afianzando el desarrollo económico y social”, agregó el gobernador del MPN, quien aseguró que la reunión fue “general”, para conocerse con el futuro presidente.

Gutiérrez había tenido una sociedad con Macri durante buena parte de su gestión. Incluso, en las elecciones provinciales de marzo que consagraron su reelección, desde Cambiemos hubo quejas porque la Casa Rosada apoyaba más al MPN que a sus propios candidatos, ante el riesgo de un avance del peronismo en las tierras de los yacimientos no convencionales. “Coincidimos con Gutiérrez en la importancia de potenciar el desarrollo de Vaca Muerta prestando especial atención al impacto ambiental”, manifestó por su parte Alberto Fernández, para llevar tranquilidad.

Justamente, la producción en esa formación será central para el próximo gobierno, tanto en términos de abastecimiento energético como de inversiones. Y, pos-PASO, las medidas del gobierno de Macri de fijar un dólar petrolero y poner un techo al precio del barril, dinamitaron la relación Gutiérrez-Macri. El neuquino, en un nuevo escenario político, llevó la batalla a la Corte Suprema de la Nación para intentar dejar sin efecto las decisiones del Gobierno. Luego se contagiaron otros gobernadores de provincias petroleras, y más cerca en el tiempo se sumaron las empresas del sector.

Por eso, Neuquén es una pieza clave para garantizar la gobernabilidad vía acuerdos con los mandatarios, como ha pregonado Alberto F desde la campaña. En esa dirección, también tuvieron connotaciones favorables los elogios del cordobés Schiaretti: “La gente eligió presidente y lo que precisamos ahora es trabajar de manera mancomunada, porque la crisis está golpeando mucho a los argentinos y esto requiere de la voluntad del trabajo en conjunto”, destacó el reelecto mandatario provincial al hablar con los medios durante un acto de entrega de viviendas en el interior de la provincia. En Córdoba, Macri ganó el domingo. Y el PJ del gobernador mantuvo sin alteraciones en los últimos años caminos paralelos a un kirchnerismo que en ese distrito nunca logró hacer pie. Por eso, el vínculo con Schiaretti está en la mira de Fernández, para cerrar eslabones en las provincias centrales del país.

Entre los amigables, ayer también el presidente electo tuvo un encuentro con Uñac, quien dijo: “Creemos en su capacidad de encaminar y restablecer la economía fortaleciendo nuestro sistema productivo y trabajando codo a codo junto a 24 gobernadores”.

El sanjuanino, también en el club de los reelectos en 2019 como Gutiérrez y Schiaretti, mencionó que entre los temas que trataron se encuentran los desarrollos petroleros y la minería, que tiene epicentro en San Juan.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora