Gobernadores radicales reclaman a Alberto Fernández equidad en giro de fondos

Ambito Nacional

Suarez, herido por Portezuelo, delinea queja formal por préstamo de importe menor al esperado. Valdés solicita ATN. Morales va por IFE y ATP.

La foto acuerdista de diciembre entre Alberto Fernández y los gobernadores opositores, en el inicio de la gestión presidencial, con clima de concertación, viró en estos últimos días a una imagen tensa, donde los mandatarios UCR empiezan deslizar quejas por el reparto de fondos y un manejo discrecional desde la Casa Rosada de los programas de asistencia a las provincias.

El ruido tiene distintos niveles: en el gobierno de Mendoza de Rodolfo Suarez llega en un tono duro tras el revés de la semana pasada en la obra de Portezuelo del Viento, que atribuyen a cuestiones más políticas que técnicas; mientras que el correntino Gustavo Valdés y el jujeño Gerardo Morales, aún no escalaron en sus reclamos pero tampoco los ocultan. Mendoza muestra malestar por lo que considera un monto bajo de préstamo vía Fondo Fiduciario; Corrientes reclama Aportes del Tesoro Nacional (ATN) adeudados; Jujuy, tras volver a Fase 1 del aislamiento, pide que se la incluya en la asignación del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y del Programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP).

Traspié

El derrotero de Suarez en Buenos Aires del viernes pasado torció la relación con Alberto Fernández. Por un lado, la postura del peronista pampeano Sergio Zilliotto se impuso en la reunión del comité del Río Colorado: Buenos Aires, Neuquén y Río Negro avalaron el pedido de un nuevo estudio de impacto ambiental para autorizar Portezuelo, lo que en Mendoza llaman la “obra del siglo” con una inversión superior a los u$s1.000 millones. La administración de Suarez cree que hubo una decisión política de Nación para frenar un proyecto acordado en 2006 por Néstor Kirchner y Julio Cobos como arreglo extrajudicial por los perjuicios a Mendoza ocasionados por la Ley de Promoción Industrial.

No obstante, y pese a haber pedido el laudo presidencial para destrabar la cuestión (con pocas expectativas), hoy se abrirán los sobres con las ofertas para la construcción de la represa, aunque funcionarios mendocinos dijeron a este medio que “las expectativas cayeron”. Ayer, el gobernador dijo: “Vamos a seguir adelante con el proceso licitatorio. Es una buena obra y confiamos en que el Presidente no la detendrá”.

El segundo dato negativo de ese viernes fue la firma del préstamo del Fondo Fiduciario, un paquete de $60.000 millones a disposición de las provincias para hacer frente a la pandemia. Mientras Suarez esperaba volver a Mendoza con $5.000 millones (como el neuquino Omar Gutiérrez o el chubutense Mariano Arcioni) rubricó $1.900 millones. Un monto menor al esperado y por el que Suarez prepara un reclamo formal para enviar a la Casa Rosada.

Por caso, Mendoza pagará aguinaldos a estatales fuera de término y encara una negociacón de su deuda en dólares. Similar a Río Negro, donde Arabela Carreras desdoblará pagos del SAC y también busca reperfilar un bono... pero ayer la rionegrina selló $2.900 millones, mil millones más que Mendoza, pese a tratarse de un distrito más chico. Corrientes y Jujuy aún no fueron convocados para acceder a esa asistencia.

Un informe de la consultora Aerarium publicado ayer mencionó que esa línea “lleva asignados $37.500 millones, sin existir un criterio transparente de elección de las beneficiarias”.

Paciencia

Por su parte, el correntino Valdés señaló ayer: “En Nación nos dijeron que esta semana iban a estar mandando la remesa de ATN que nos tenían que haber mandado en abril”. Valdés esquivó mayores cuestionamientos, pero aseguró que necesita de esos fondos para “atender obligaciones”. “Somos pacientes, sabemos que el Gobierno nacional está con dificultades económicas”, dijo en declaraciones consignadas por El Litoral. La asistencia vía ATN completa el conjunto de ayuda a provincias con $60.000 millones adicionales de distribución acorde a índices de coparticipación.

En tanto, el jujeño Morales hizo ayer pública la carta enviada al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Tras recordar el salto de contagios que llevó a la provincia a determinar el retorno a Fase 1, reclamó que esa situación hace necesaria el otorgamiento del ATP y el IFE en Jujuy, como lo hace en CABA, Buenos Aires, Córdoba y Chaco. “La actividad económica y productiva se encuentra paralizada”, escribió Morales a Cafiero. En ese escenario, el jujeño pide que siga en pie la ayuda pandémica.

Asimismo, en despachos provinciales confiaron a Ámbito que aún no han recibido la nueva tanda de ATN. “Nos preocupa la demora y complica pago de sueldos y aguinaldo”, afirmaron.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario