Bienes Personales: 58,9% del costo recae en provincias

Ambito Nacional

Las provincias asumirán el 58,9% del costo fiscal de la reforma aprobada por el Senado nacional para elevar el mínimo no imponible del impuesto sobre Bienes Personales.

Un informe del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) reseña que, “en la versión final del proyecto aprobado en el Senado, se establece elevar el mínimo no imponible a $6 millones para los bienes gravados y a $30 millones en el caso de inmuebles utilizados como vivienda propia”.

“Lógicamente, esto conlleva a una merma en la recaudación por tal concepto, que según la Oficina de Presupuesto del Congreso alcanzaría los $31.564 millones, de los cuales $24.462 millones corresponderían al 2022 y $7.102 millones al 2023”, dice el informe.

Esa modificación -que debe ser avalada aún en Diputados- tiene un costo fiscal que impacta tanto en Nación como en las provincias, por tratarse de un impuesto coparticipable.

“Acorde con la distribución primaria, se observa que Nación dejará de percibir $12.979 millones ($10.057 millones en 2022 y $2.921 millones en 2023), mientras que las provincias perderán $18.585 millones ($14.405 millones en 2022 y $4.181 millones en 2023), de modo que el porcentaje del costo fiscal total que afrontaría cada una es del 41,1% y del 58,9%, respectivamente”, resalta el IARAF.

En cambio, ni CABA ni ANSES se verán afectados por la medida -afirman- “ya que habitualmente no participan de estos fondos”.

Si se afina la lupa, los $18.585 millones que pierden las provincias no se distribuyen de manera homogénea. “Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe son las provincias más perjudicadas, ya que concentran el 24,3%, 9,5% y 9,3% de las perdidas respectivamente”, sostienen, en un escenario ligado directamente al esquema de distribución secundaria de la coparticipación pero también a las diferencias entre los distritos que transfirieron sus Cajas jubilatorias y los que no lo hicieron.

Dejá tu comentario