CABA y Mendoza hoy a clases, con presencialidad plena y pautas light

Ambito Nacional

De la mano de un retorno a las aulas anticipado definido por Horacio Rodríguez Larreta (PRO) y por el radical Rodolfo Suarez, la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Mendoza protagonizarán hoy el debut del ciclo lectivo 2022, con presencialidad plena y un protocolo sanitario “light” -ya sin “burbujas”- en relación a las pautas vigentes en 2021 para lidiar con los vaivenes de la pandemia.

Se trata de cerca de 800 mil estudiantes que regresarán a las escuelas, aunque en el caso porteño será de manera parcial: hoy lo harán los niveles inicial y primario (unos 389 mil alumnos), mientras que los del secundario comenzarán las clases el 2 de marzo (cerca de 198.836 mil). Ese día iniciará los dictados también el resto de las provincias, según lo acordado en el marco del Consejo Federal de Educación.

En ambos distritos de Juntos por el Cambio aplicarán desde hoy un esquema ya sin “burbujas” en las aulas y con 100% de presencialidad, de la mano de los altos niveles de vacunación y la merma en los contagios y en línea con el protocolo aprobado a nivel nacional.

Aunque la Ciudad de Buenos Aires irá un paso más allá, al fijar el uso del tapabocas recién a partir de los alumnos de cuarto grado, “con el fin de favorecer el aprendizaje en una etapa clave de la comprensión lectora”.

El esquema avalado a nivel país, en paralelo, no alienta el cierre de aulas ante casos de coronavirus, aunque se analizarán los pasos a seguir ante un escenario de “brote” con tres casos confirmados en el curso. Y se habilita la permanencia de contactos estrechos vacunados y asintomáticos.

Por otra parte, ni en CABA ni en Mendoza arribaron aún a un acuerdo salarial con los gremios docentes locales. No habrá sin embargo escenario de paros masivos, aunque la conflictividad sobrevolará.

En esa línea, el Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (SUTE) cuyano llevará adelante una movilización hoy a las 19 en la capital provincial, junto a otros sindicatos locales, tras el rechazo el pasado jueves de la oferta elevada por Suarez. Y no descarta activar una huelga si no recibe una propuesta superadora en la nueva cita paritaria, prevista para el 7 de marzo.

La oferta provincial incluye un incremento en seis cuotas no acumulables(16% desde marzo, 5% desde julio, 5% desde agosto, 5% desde septiembre, 5% desde octubre y 4% desde noviembre de 2022), además de una revisión en octubre y de una suma fija anual de $115.600 no remunerativa y no bonificable, a pagar en 12 meses y condicionada al presentismo.

En tanto, en tierra porteña desplegará una huelga hoy el gremio minoritario Ademys bajo el argumento de que “no están dadas las condiciones para el retorno a las aulas, mientras se espera el resultado de la negociación que los sindicatos retomarán mañana con la cartera de Soledad Acuña.

Atención

Precisamente, hoy todas las miradas se dirigirán al Ministerio de Educación nacional, ya que se espera una inminente definición de la paritaria docente a nivel federal, que define el piso salarial de los maestros a nivel país y que es usada como pauta por los gobernadores para encarar sus propias pulseadas de sueldo.

En esa línea, por caso, el pasado viernes el segundo encuentro del Gobierno de Axel Kicillof con los gremios docentes bonaerenses pasó a cuarto intermedio sin oferta oficial aún, con la lupa puesta en las definiciones que emanarán desde el Palacio Sarmiento.

El escenario en todos los distritos es contra reloj, de la mano de una cuenta regresiva de sólo cinco días hábiles para negociar (contando el de ayer) antes del regreso a las aulas, ya que la semana que viene arrancará con dos feriados por Carnaval.

Dejá tu comentario