Alerta en provincias por distensión social: se preparan para la segunda ola de contagios en próximos meses

Ambito Nacional

El cansancio de la población por los meses de aislamiento y el descenso estacional de la curva de casos en casi todo el país fuerzan medidas de prevención anticipadas a la espera de la vacunación masiva.

El descenso de la curva de contagios en buena parte del país acompañado de una flexibilización de actividades pone a los gobiernos provinciales de nuevo con pie de equilibristas.

La mejora en la situación sanitaria, sumadas a las noticias diarias sobre la posible llegada de las vacunas, generaron un estado de distensión social respecto a los cuidados del covid que alertó a los mandatarios. Ahora, al tiempo que piden mantener los cuidados epidemiológicos también miran el espejo europeo para comenzar los preparativos para una potencial segunda ola de contagios.

Ayer, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, dijo en conferencia de prensa: “No estamos en la pospandemia; hay que cumplir con todas las normas y protocolos”. El funcionario de Axel Kicillof fue enfático: “La pandemia no terminó, tenemos la expectativa de la vacuna, pero tenemos que seguir cuidándonos si pensamos en una temporada de verano sin ningún tipo de restricciones, porque vamos a tener un verano con bastante cantidad de casos”.

El ministro sostuvo que se ingresará al período de la pospandemia “posiblemente después de haber podido vacunar a seis millones de bonaerenses, o idealmente a doce millones, y si se dan determinadas circunstancias”. Y aclaró que aún si se dieran esas condiciones habrá que “seguir observando las medidas de distancia, el uso de barbijo y lavado de manos, es decir cumplimiento de todas las normas”.

También el ministro de Salud rionegrino, Fabián Zgaib, pidió “seguir con el barbijo, el distanciamiento social y el lavado permanente de manos”, ya que “hasta que salga la vacuna tenemos que acostumbrarnos a una nueva normalidad”.

El funcionario de la gobernadora Arabela Carreras sostuvo que “lo ideal sería mantener la cuarentena hasta que pase la pandemia”. Y agregó que como eso “es imposible” en la provincia comenzarán a prepararse para una “segunda ola de contagios”.

“No sabemos qué vacuna va a llegar ni en qué momento. Ningún ministro de Salud quiere tener a la gente en la calle. Los tendríamos a todos en casa hasta que pase la pandemia”, dijo Zgaib en declaraciones consignadas por ADN Río Negro.

En la misma línea, el titular de la cartera de Salud porteño pidió anteayer “hacer el esfuerzo y que cada uno dialogue en su familia para que los encuentros familiares y sociales, que están ocurriendo, ocurran en espacios abiertos, en las plazas, patios, jardines o salgan a caminar por la vereda”. Quirós también mencionó que están trabajando para evitar “la segunda ola de contagios”.

Respecto de ese punto, en algunos distritos ya empiezan a preparar el sistema de salud, dado que observan el rebrote como un escenario inevitable, tal como está ocurriendo en Europa. En esa línea, el Gobierno cordobés de Juan Schiaretti licenció a los médicos que se desempeñan en terapia intensiva por diciembre y enero, para que tomen envión y lleguen descansados de cara a un probable rebote de casos que podría llegar en febrero.

De todos modos, funcionarios cordobeses manifestaron que la situación dependerá del momento en que llegue la vacuna y se empiece a aplicar de forma masiva en todo el país.

Respecto a los cuidados, también en Santa Fe hubo alarmas por las imágenes que llegaron de amontonamientos en las islas de Rosario durante el último fin de semana.

Por eso, y ante la llegada de los días con climas veraniegos, tanto desde la provincia como desde el municipio de Rosario establecieron nuevos controles, más rigurosos para el cruce a las islas. Distanciamiento, cupos limitados, acciones sanitizantes aparecen en el combo para evitar un retorno al pico de contagios del que Santa Fe también está saliendo.

Dejá tu comentario