Apertura de fronteras suma apoyos y rechazos

Ambito Nacional

Comerciantes y empresarios del sector turístico, con reparos y reclamos ante la inminente implementación de pruebas piloto.c

La posible apertura de fronteras con Uruguay y con Brasil a partir del próximo mes mediante pruebas piloto genera expectativas encontradas entre los sectores del turismo y los comerciantes de uno y otro lado de la frontera.

En Misiones, por caso, mientras Puerto Iguazú pide “a gritos” la apertura del puente Tancredo Neves, que une la ciudad de las Cataratas con Foz de Iguazú, Brasil, los comerciantes y hoteleros de Posadas piden “a gritos” que el puente San Roque González de Santa Cruz que une la capital misionera con Encarnación, Paraguay, continúe cerrado. “Por lo menos hasta que el gobierno nacional compense a la provincia de Misiones con medidas que mitiguen las asimetrías y, hasta que mejore el sistema sanitario en el país vecino”, dijo el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas, Sergio Bresiski.

El pedido de rehabilitación también tiene el apoyo de las cámaras empresariales de Foz de Iguazú y Ciudad del Este, Paraguay y, del intendente de Encarnación Sebastián Remesowski. “Nosotros planteamos la reapertura y que el paso sea con las dos dosis de vacunas aplicadas y PCR negativo”, dijo el jefe comunal encarnaceño.

A su vez, el presidente de la Asociación Hotelera. Gastronómica y Afines de Puerto Iguazú, Santiago Lucenti, dijo que “la situación es crítica, ya que hay hoteleros que tuvieron que vender mobiliarios para pagar salarios e inclusive para darle de comer a su familia”.

1.jpg

En tanto que el vicepresidente de la Cámara de Comercio de Ciudad del Este, Juan Vicente Ramírez, sostuvo que “la reapertura del paso entre Foz de Iguazú e Iguazú beneficiará directamente a los comerciantes paraguayos que recibirán también a los argentinos y a la vez podrán cruzar por ese viaducto para seguir camino a otras provincias y a Buenos Aires en búsqueda de negocios comerciales”.

Un escenario similar se da en la provincia de Entre Ríos, a la altura de la ciudad de Concordia, vinculada con Salto, Uruguay, a través del puente Salto Grande.

En tiempos normales, ambas ciudades se entrelazan en una excluyente cotidianeidad debido, en gran medida, a la presencia de la represa binacional que emplea a ciudadanos uruguayos y argentinos en igual proporción.

Días atrás, una vez conocida la decisión del Gobierno nacional de encarar un proceso de reintegración regional, el paso de Salto Grande fue elegido como uno de los primeros donde llevar adelante una prueba piloto.

La noticia generó la inmediata reacción de los diversos sectores, especialmente el hotelero y el gastronómico. Por un lado, Entre Ríos espera con los brazos abiertos la llegada de turistas uruguayos, mientras que los comerciantes de Salto manifestaron su preocupación.

El presidente del Centro Comercial e Industria de Salto, Ricardo Paulino, dijo que “ha quedado demostrado que mientras el puente se mantenga cerrado todo el comercio en general está trabajando bien”.

“El cierre del puente influyó positivamente en el comercio de manera excluyente para todos los rubros”, agregó.

Septiembre parecería ser el mes “clave” para las prueba piloto de apertura de los pasos fronterizos cerrados hace ya un año y medio debido a la pandemia.

Temas

Dejá tu comentario