9 de septiembre 2009 - 23:43

Nación no permitirá usar fondo sojero para salarios

Florencio Randazzo
Florencio Randazzo
El Gobierno nacional le cerró la puerta ayer a una ansiosa aspiración de mandatarios e intendentes en tiempos de sequía de fondos: aseguró que por el momento no prevé modificar la esencia del fondo sojero para permitir que los recursos puedan ser utilizados por provincias y municipios para pagar gastos corrientes, como los vitales salarios.

La negativa corrió por cuenta del ministro del Interior, Florencio Randazzo. «Nuestra intención es que ese aporte que estamos haciendo a más de dos mil municipios del país no vaya a gasto corriente y sea utilizado para obras que están vinculadas a la infraestructura educativa, cloacas o agua corriente», afirmó.

Sin intención

«Por estas horas no te-nemos ninguna intención de modificar el fondo», remarcó el funcionario de Cristina de Kirchner, en el marco del acto de asun-ción del flamante titular de la cartera de Asuntos Agrarios bonaerense, Ariel Franetovich.

El Fondo Federal Solidario -creado por la Presidente en marzo de este año para acallar parte de los reclamos de los ruralistas- se alimenta de la coparticipación del 30% de las retenciones a la soja y se reparte a las provincias, que a su vez derraman una tajada sobre los municipios locales.

Según estimaciones de la consultora Economía & Regiones, el fondo alcanzaría este año a reunir $ 3.232 millones, «la mitad de lo anunciado por el Poder Ejecutivo Nacional en marzo último».

Restricción

Pero pesa sobre los ejecutivos una restricción: los recursos pueden ser utilizados sólo para financiar obras de infraestructura, con la «expresa prohibición de utilizar las sumas que lo compongan para el financiamiento de gastos corrientes», entre ellos los sueldos. Precisamente, la traba que pretenden disolver los mandatarios y que fue descartada, por ahora, por Randazzo.

Entre los gobernadores que picaron en punta en materia de intentar manotear parte del fondo sojero para pagar sueldos se encuentra el mendocino justicialista Celso Jaque. En tanto, los intendentes más combativos en pos de igual objetivo son los bonaerenses.

De hecho, el gobernador Daniel Scioli volvió a escuchar el mismo planteo esta semana en La Plata, en el marco de una reunión con intendentes radicales. Semanas atrás, el ministro de Economía provincial, Alejandro Arlía, había prometido iniciar gestiones en despachos nacionales para conseguir la esperada venia.

La estrategia de los gobernadores se da en el marco de las urgencias financieras que atraviesan las provincias y que se vieron profundizadas por la desaceleración de los envíos de coparticipación y de las recaudaciones, producto del conflicto con el agro, la crisis internacional y el impacto recesivo de la gripe A.

En esa línea, los ejecutivos también batallan una flexibilización de la Ley de Responsabilidad Fiscal -justamente, para poder endeudarse para pagar gastos corrientes, como los salarios- y una reestructuración de las deudas de las provincias, que tienen como principal acreedor a Nación.

Dejá tu comentario

Te puede interesar