Esperan a Maradona para tomar decisión

Deportes

«Muchachos, les digo con honestidad, hoy (ayer) no va a haber ninguna novedad». Palabras de Julio Grondona al entrar a la AFA, pidiendo «paciencia, porque queremos hacer las cosas bien» y diciendo: «Nos sorprendió la renuncia de Basile, no había nada preparado, no estábamos esperando que se vaya y ya teníamos el otro. Por una vez, créannos».

Se volvió a reunir en AFA la Comisión de Selecciones y terminó con un cuarto intermedio hasta el jueves. Hay un hecho significativo entremedio: hoy vuelve de Georgia Diego Armando Maradona.

Muchos ven en esto que las posibilidades del Diez crecen, mientras las de Bianchi y los demás van perdiendo fuerza, pero Grondona si bien «no desea dejar afuera del proyecto a Maradona», tampoco quiere que sea el entrenador y estaría dispuesto a ofrecerle un cargo en la Comisión de Selecciones Nacionales, equivalente al mánager del equipo, como alguna vez fue José Pekerman que eligió a Marcelo Bielsa.

Lo cierto es que la habilidad de Grondona para acomodar las piezas se vislumbra en su pedido de paciencia y tranquilidad: «No hay ningún apuro», explicó, mientras que Luis Segura confirmaba que Sergio Batista va a ser el técnico de la Selección el 19 de noviembre ante Escocia en Glasgow, en el último amistoso del año.

Mientras, fuentes cercanas a Carlos Bianchi niegan cualquier contacto con gente de AFA, en la Casa del Fútbol sostienenoff de récord, que hablarontelefónicamente con él. Que no lo hizo Grondona, pero sí uno de los integrantes de su «mesa chica». También cuentan que hubo una llamada de la Secretaría de Deportes diciendo que el ex presidente quiere a Bianchi de técnico: «Porque es el que eligió la gente».

Puede ser que Grondona (está dentro de las maniobras que elucubra) le pase la pelota a Maradona, erigiéndolo en el «elector del seleccionador», con lo que lo deja fuera de concurso y le da la responsabilidad de acertar o equivocarse.

Algo parecido hizo Mauricio Macri en Boca cuando Diego eligió a Alfio Basile y después sugirió (sin que lo escuchen) a Miguel Angel Russo, que terminó siendo el técnico de Boca después del fracaso de Ricardo La Volpe.

En esta línea las posibilidades de Sergio Batista casi se evaporan, porque hubo una competencia entre ambos sobre quién iba a ser ayudante de campo del otro, que terminó casi en pelea. Carlos Bianchi es muy respetado por Maradona, pero también lo es Miguel Angel Russo, y en el fondo de su corazón el técnico quiere ser él. Por lo que convencerlo va a ser difícil.

Dejá tu comentario