Se tomó en serio lo de llevar la camiseta tatuada en la piel

Deportes

Un hincha de Atlético Nacional tomó notoriedad mundial durante las últimas horas cuando llevó a la realidad la frase llevar los colores en la piel. Felipe Álvarez, de 25 años se tatuó la remera de su equipo con la número 2 que supo lucir Andrés Escobar, asesinado luego de cometer un fatal error en el Mundial 1994.

Luego de varias hora de un intenso dolor, Álvares logró que la camiseta estuviera completamente tatuada en su torso justo a tiempo para los festejos del día del hincha de Atlético Nacional. De hecho, él junto al goleador histórico de la institución, Víctor Hugo Aristizábal, encabezaron la ceremonia.

Dejá tu comentario