En qué se invierte la plata de los jubilados

Economía

El Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la Anses invierte en títulos públicos, acciones, obligaciones negociables, plazos fijos, fondos comunes y proyectos productivos y de infraestructura.

El Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de Anses registró una destacada recuperación de su valor en dólares, luego de haber experimentado una fortísima caída del 47% durante el gobierno de Cambiemos.

El FGS de Anses está formado por un conjunto de activos financieros entre los que se destacan los títulos públicos, acciones, obligaciones negociables, plazos fijos, fondos comunes de inversión, préstamos a beneficiarios del SIPA, cédulas hipotecarias préstamos a las provincias y proyectos productivos y de infraestructura.

El objetivo principal del FGS es preservar el patrimonio del fondo mediante la búsqueda de rentabilidad de sus recursos. El Fondo, por su condición de inversor institucional más importante del país, se erige como un instrumento fundamental para promover el desarrollo de la economía argentina y del mercado de capitales local a través del financiamiento de proyectos que promuevan el desarrollo de la estructura productiva argentina.

alberto fernandez jubilados.jpg
Con la pandemia, el FGS financió parte de los gastos del sector público nacional durante 2020. En el primer trimestre del 2021 los proyectos productivos y de infraestructura alcanzaron los $69.510 millones.

Con la pandemia, el FGS financió parte de los gastos del sector público nacional durante 2020. En el primer trimestre del 2021 los proyectos productivos y de infraestructura alcanzaron los $69.510 millones.

Según reveló un informe de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav), los cambios experimentados en el orden normativo del FGS durante el cuatrienio gobernado por la alianza Cambiemos propició la desvalorización del fondo. “La ley N°27.260 sancionada en junio del 2016 creó el Programa de Reparación Histórica permitiendo la liquidación de los activos del fondo a fin de pagar los juicios a los beneficiarios que estaban en una situación de litigio con el Estado nacional”, indicó el trabajo, pero también remarcó que la Ley de Reparación Histórica de Mauricio Macri “no solo puso en riesgo la garantía de las prestaciones ante el devenir de la economía y la evolución demográfica, sino que también implicó prescindir de usar al FGS como instrumento para el desarrollo mediante la inversión en proyectos de infraestructura de alto impacto económico y social”.

La Undav subrayó que durante el periodo 2016-2019 el Gobierno decidió tres desprendimientos accionarios:

  • En noviembre del 2016 el FGS vendió el 11,85% del capital social que tenía en Petrobras.
  • En marzo del 2017 se concretó la segunda venta de acciones, en este caso fue por el 16,71% de la participación accionaria en Solvay.
  • En mayo del año 2019 se vendió el 5,31% de las acciones que se poseía en Quickfood.

Como resultado, durante el gobierno de Cambiemos (de noviembre del 2015 a noviembre del 19), el valor del FGS retrocedió un 47% en dólares y un 19% en moneda constante. El resultado de las inversiones del macrismo contrasta con las inversiones del kirchnerismo: durante el periodo anterior (diciembre del 2008 a noviembre del 2015), la valorización de los activos del FGS había sido del 128% en dólares y del 29% en términos reales.

Con el gobierno de Alberto Fernández la “situación de deterioro” del valor del FGS comenzó a revertirse con la sanción de la ley 27.574 de Defensa de los activos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad en octubre del 2020. “Esta ley establece, a fin de proteger el patrimonio del FGS que los pagos comprendidos dentro de la ley de reparación histórica sean financiados a través de los recursos del sistema integrado previsional argentino (SIPA) y del Tesoro Nacional y no a través de la liquidación de los activos del FGS”.

En ese marco, se revitalizó el rol como gestor del desarrollo del FGS, entre otras cosas, creando un fondo fiduciario, denominado Programa de Inversiones Estratégicas, cuyo administrador es el BICE, con el objetivo de invertir en sectores estratégicos para el Estado nacional a fin de fomentar la generación de empleo de calidad y el crecimiento económico. “Los fondos destinados por parte de la ANSES al Programa de Inversiones Estratégicas ascienden a $100.000 millones, y la primera inversión anunciada por las autoridades del organismo previsional fue la ampliación portuaria de la ciudad de Mar del Plata”, indicó el estudio de la Undav.

Cómo se invierte la plata de los jubilados en el gobierno de Fernández

Según datos de Anses y la Undav, el FGS registró en el primer trimestre del 2021 una caída trimestral en términos reales de 7,1% y una expansión del 8,4% interanual, alcanzando una valuación de u$s39.938 millones al 31 de marzo del 2021.

A fines de marzo, el valor de la Cartera de Inversiones del FGS ascendió a $3,67 billones, lo cual representó un aumento de $173.000 millones, 4,9% respecto a fines del trimestre anterior, un crecimiento nominal anual de 54,6% al sumar $1,3 billones desde marzo del 2020, cuando empezó la pandemia.

“La armonización macroeconómica alcanzada en los últimos meses posibilitó que la trayectoria del FGS valuada en dólares se estabilice y revirtiendo la tendencia negativa del último año de la gestión anterior”, destacó la Undav. Es que al cierre de marzo pasado se registró un descenso del 4% en dólares y del 7% en moneda constante con respecto a diciembre 2020, pero una revalorización del Fondo de 15% en dólares y 10% en moneda constante desde noviembre 2019.

El FGS invierte en 41 empresas privadas, puesto que es de vital consideración un Estado activo participando en diferentes sectores de la economía local a fin de comportamiento especulativos y corto placistas que provoquen limitaciones al proceso de crecimiento económico y que atenten contra la recuperación de la actividad. Al mismo tiempo, con estas participaciones se puede incidir en los planes de inversión de las firmas procurando la creación de empleo genuino que posibilite la generación de un círculo virtuoso que reactive la economía.

Las acciones representaron el 8,6% de la cartera, siendo el segundo tipo de instrumento en términos de importancia, totalizando $318.000 millones (6,1% menor respecto al trimestre anterior, pero con un crecimiento anual del 79%.

FGS ANSES Resultados Primer Trimestre 2021 Participación Empresas.pdf

En la cartera del FGS los títulos públicos nacionales representaron el 72,9% del total, con una inversión de $2,7 billones. Los títulos públicos no garantizados negociables alcanzaron 59,3% y los títulos emitidos por entes nacionales el 3,6%. La recuperación del precio de estos activos financieros se explica en gran parte por la exitosa renegociación con los acreedores privados, que levantó el valor de los títulos de deuda nacionales.

“Gracias a la renegociación de la deuda privada externa que encaró el Ministerio de Economía en el 2020 y cerró en agosto de ese año, los títulos públicos tuvieron un repunte importante y terminaron valorizándose un 36% entre noviembre del 2019 y diciembre del 2020”, indicó el reporte académico.

FGS Evolucion Cartera Inversiones en dolares Marzo 2021.jpg

Según reveló Anses, el saldo de plazos fijos alcanzó a fines del primer trimestre del 2020 los $72.000 millones, lo que implica una suba trimestral de 38,4% ($20.078 millones más).

Pero un punto importante de las inversiones del FGS son los proyectos productivos o de infraestructura, que ascendieron a 1,9%.

La Undav recordó que durante la administración de Macri el FGS redujo de manera notable la inversión en proyectos productivos y de infraestructura, ya que en diciembre del 2015 la participación porcentual de los proyectos productivos y de infraestructura representaban un 12,9% del total de la cartera del FGS, mientras que en el último mes del 2019 se ubicaban en el 3,7%.

FGS inversiones proyectos productivos.jpg

Asimismo, recalcó que en el primer trimestre del 2021 los proyectos productivos y de infraestructura alcanzaron los $69.510 millones, siendo el financiamiento a la infraestructura urbana la de mayor preeminencia, ya que el plan procrear representó el 62,6% del total con $43.479 millones.

De igual modo, la infraestructura energética se ubicó en segundo lugar, con 21% del total destinado a la inversión en la economía real, mientras que la obra pública alcanzó el 12% del total.

Dejá tu comentario