Martín Buzzi: "Nuestro objetivo es centrarnos en los aspectos estratégicos de la Patagonia"

Economía

El exgobernador de Chubut encabeza la formación de una fundación integrada por exfuncionarios patagónicos, provenientes de distintos partidos políticos, que tiene como meta aportar al desarrollo de la región.

Junto a otros exgobernadores de la Patagonia, Martín Buzzi encabeza la formación de una fundación que busca aportar ideas y proyectos en distintos asuntos estratégicos para la región. En una entrevista con Ámbito, el ex dirigente provincial se refirió a la nueva Ley de Hidrocarburos, la importancia de una mayor conectividad aérea en localidades “inter-tramos” y la necesidad de reducir costos de transporte, entre otros aspectos.

Periodista: ¿Cuál es el objetivo de la fundación conformada por distintos exgobernadores de la Patagonia?

Martín Buzzi: La fundación la conformamos, en realidad, cuando comenzamos a dialogar de manera espontánea gobernadores de la Patagonia que ya estuvimos en funciones. Y llegamos a la conclusión de avanzar en una fundación que permita trabajar aquellas cosas que son las estratégicas y las duraderas de la región y que hacen al interés permanente. Uno también entiende que cuando estás en la función pública, tenés problemas, hay que resolver la coyuntura, por lo que los temas a largo plazo muchas veces van desapareciendo de arriba de la mesa. Entonces, el objetivo central que tiene la fundación es centrarnos en los problemas estratégicos de la región patagónica. Desde una perspectiva de personas que han estado en cargos importantes, pero que hoy no tienen ningún lugar de acción de la política. Ninguno es candidato, ni ninguno ocupa un cargo actualmente. Esas son las dos condiciones que tiene el armado de la fundación.

P.: ¿Está integrada por personas procedentes de distintos partidos?

M.B.: Exactamente. De hecho, de Río Negro está Horacio Massaccesi, que fue candidato a presidente por el radicalismo; está Jorge Sobisch de Neuquén que fue gobernador por el MPN; está Néstor Perl que fue gobernador por el PJ; yo fui gobernador por el PJ también; Fabiana Ríos, por Tierra del Fuego, que fue por un movimiento provincial; y José Arturo Estabillo (Tierra del Fuego), que fue por el PJ. Después están Arturo Puricelli y Daniel Peralta, que también ambos fueron gobernadores de Santa Cruz por el PJ. Yo hablé con todos, incluso con quienes hoy no están en la fundación, pero quedaron las puertas abiertas para poder integrarse cuando lo crean conveniente.

P.: ¿Cuál va a ser el nombre la fundación?

M.B.: Se va a llamar Patagonia 21 y la fundación va a estar físicamente ubicada en Comodoro Rivadavia, porque la decisión es que la sede esté en la Patagonia.

P.: ¿La fundación puede servir, más allá de las políticas que aborden, como una especie de consultora para los actuales funcionarios?

M.B.: En realidad, está pensado como una caja de herramientas para las personas y los gobernadores que están plenamente en ejercicio, que tienen que resolver la coyuntura todos los días, pero que tomamos los temas estratégicos.

P.: ¿Cuáles serían esos temas estratégicos?

M.B.: Uno de los temas que me interesa especialmente seguir es el tema de la Ley de Hidrocarburos que se está comenzando a discutir en el ámbito nacional. Vamos a trabajar el tema, porque el 90% del petróleo y el gas del país tiene origen patagónico. Y todas las personas que integran la fundación, estuvimos en la OFEPHI (Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos). Con lo cual, somos ex gobernadores involucrados activamente en el desarrollo de la OFEPHI para generar opinión sobre la Ley de Hidrocarburos que está todavía en ciernes. Y donde, nosotros no vamos a dar una discusión de toda la ley en su conjunto porque entendemos que hay otros actores relevantes que están manejando la temática. Pero sí algunos aspectos que nos parecen relevantes de implementar en el ámbito de las discusiones.

P.: ¿Qué aspectos serían los más destacados?

M.B.: Hay un aspecto que me parece central: cuando presidía la OFEPHI, en el año 2014, empezamos a trabajar sobre una serie de elementos como, por ejemplo, el armado de una cámara compensadora, que en realidad se trataba del armado de un fondo soberano del país. Nosotros entendemos que una Ley de Hidrocarburos proactiva, que exporte petróleo y gas, tiene que generar un superávit en el sector energético de no menos de u$s 7.000 millones en el término de entre tres y cuatro años. Ese superávit, que son frutos de las exportaciones del sector, ingresa a una cuenta compartida que finalmente reporta al Estado nacional y ese dinero que está allí acumulado sirve como saldo de las exportador, pero que a su vez esa caja compensadora también sirve para que los que realizan las inversiones en el sector petrolero se tomen de esa cuenta los dividendos que generan. Es una gran caja de conversión, que permite tener por un lado los saldos exportados del petróleo y gas, por otro lado sirve para pagar los dividendos y a su vez también es la reserva de valor de los dólares que al país tanto le cuesta tener. Ese tema lo teníamos desarrollado en aquel momento, pero no se volvió a hablar nunca más.

P.: ¿Hay algún otro aspecto relevante a tener en cuenta en la discusión de la nueva ley?

M.B.: Otro aspecto es el impacto que tiene el desarrollo de la actividad en las áreas metropolitanas. La realidad es que hay áreas metropolitanas con un nivel de actividad, pero con niveles simultáneamente de conflictividad, que vienen de la mano y que se tienen que resolver de manera metropolitana. Por ejemplo, tenés un área metropolitana que es Neuquén, con Cipoletti, con Roca, con Allen, con Villa Regina y Plottier, que es el área de contención de la expansión de Vaca Muerta. Bueno, eso tiene que tener un tratamiento como área metropolitana única. Cuando la actividad se mueve, no impacta en la provincia completa, sino en las áreas específicas que donde se desarrolla la actividad. Es decir, son los temas que hay que poner especial cuidado. Porque finalmente es gente que viene a trabajar, termina viviendo en la ciudad, que gana bien pero después vive mal. Pero que la mala viva que termina llevando la gente, es lo que genera niveles de conflictividad enormes: no sólo en los yacimientos, sino también en la ciudad.

P.: ¿La idea es poder elevar estos proyectos al Gobierno nacional para que se puedan discutir?

M.B.: Lo que vamos a hacer es trabajar específicamente en el desarrollo de algunos proyectos y después, por supuesto, va a quedar plenamente a disposición de las autoridades que están en ejercicio para el uso, la implementación, y el mejor criterio que le quieran dar a estos elementos que están para que los usen. Nosotros hacemos las cosas para quienes tienen que intervenir, le echen mano. Simplemente es un aporte que hacemos a partir de los años de experiencia y de los éxitos y fracasos que llevamos encima.

P.: Más allá del sector de hidrocaraburos, ¿en qué otros aspectos se debe hacer foco?

M.B.: Estoy trabajando también sobre una ley específica para fomentar en la política aérea el uso de los aviones de menos de cien pasajeros para unir localidades de inter-tramos. Porque el problema que tenemos es que hay vuelos directos a Buenos Aires, hay a Comodoro-Neuquén, Comodoro-Mendoza y Comodoro-Córdoba; pero el tramo Comodoro-Gallegos no aparece. La única manera que tenemos de tenerlo, es con una ley específica que fomente la aviación regional y para eso hay que tener una ley específica para aviones de menos de cien pasajeros. Obviamente, es algo que hay que discutir con el sector y con los actores relevantes que tiene el país, que son las tres aerolíneas que tienen funcionamiento. Pero se tiene que ir para ese lado, sino la aviación regional en Argentina funciona solamente cuando podés subir 190 pasajeros a un avión. Y, si no, no hay rutas.

P.: ¿Algunos de estos proyectos podrían extrapolarse a otras regiones del país?

M.B.: En realidad, esto está pensado desde una perspectiva patagónica, pero para el país. Hay una realidad: desde siempre está la discusión de cómo lograr el desarrollo de la Patagonia. Desde que somos chicos, escuchamos, aprendemos, y desarrollamos nuestra vida pensando sobre ese tema. No es algo novedoso. Esto es una manera más de aportar de otro lado.

P.: ¿Hay algún otro factor que crea necesario para avanzar hacia ese desarrollo?

M.B.: Un tema que también vamos a tomar tiene que ver con que finalmente en Argentina pueda haber líneas marítimas que hagan cabotaje. Hoy, el transporte basado exclusivamente en el camión, está siendo un costo logístico muy alto. Y, en el incremento que se genera en la extracción de petróleo y gas no convencional, hay una oportunidad para el transporte marítimo. Tenemos que ir para ese lado para bajar el costo logístico de lo que significa transportar una tonelada.

Dejá tu comentario