Llega a salas "El planeta salvaje"

Espectáculos

Ya no las hacen así. Pero además, en el caso del film de culto “El planeta salvaje”, se podría decir que nunca las hicieron así. Esta obra maestra no sólo fue algo único en la historia del cine animado europeo sino también todo un hito para la ciencia ficción internacional. Además, fue el primer largometraje animado en ser calificado PG en los Estados Unidos (es decir, no “apto para todo público”, como eran todas las películas de dibujos), pero eso no amilanó a Roger Corman, quien a través de su empresa New World la distribuyó en las principales ciudades de aquel país.

Esta joya que recibió un premio especial del festival de Cannes, y que ha visto reestrenos y ediciones remasterizadas en todo los formatos, nunca se había estrenado comercialmente en los cines de la Argentina, lo que no implica que a lo largo de los años los aficionados locales de la animación y la ciencia ficción no se hayan ocupado de verla. Hoy, un estreno en algunas de las principales salas de cine porteñas es una especie de milagro para disfrutar y no dejar pasar de largo (y seguramente el estreno se debe a la escasez de buenas películas para distribuir en medio de la pandemia).

“El planeta salvaje” es uno de esos raros films que no sólo no envejecen sino que mejoran con el tiempo, tanto en lo estético como en lo temático. Si bien las imágenes imborrables del artista y coguionista Roland Topor son el fuerte del film de Rene Laloux, el argumento apocalíptico basado en la novela de Stefan Wul “Oms en serie” sigue siendo atrapante y la verdadera fuente de tanta imaginación. No tendría sentido describir demasiado este planeta donde los pequeños “oms” (humanos) son esclavizados como mascotas por unos gigantes azules, y no son sólo estos dos tipos de seres las únicas criaturas asombrosas que habitan en el planeta de Laloux. Hay momentos musicales poéticos e imágenes asombrosas.

“El planeta salvaje” (“Le Planete Sauvage”, Francia-Checoslovaquia, 1973) Dir.: R. Laloux.

Temas

Dejá tu comentario