Fantasía rusa se excede en efectos especiales

Espectáculos

El cine fantástico ruso tiene un interesante exponente con este “Sumergidos”, cuyo titulo original, “Koma” es bastante más adecuado al argumento. El actor ruso Rinal Mukhametov es un arquitecto que tiene una vida normal hasta que sufre un extraño accidente y cae en estado de coma, del que los médi-

cos no lo pueden sacar. En su mente, el protagonista ha apa-

recido en un mundo diferente del que conocemos, una especie de sueño realista donde todo puede suceder, de modo que

lo principal es aprender las nuevas reglas, que no se rigen por las leyes de la física, entre otras cosas.

Nikita Argunov, un experto en efectos especiales de superproducciones como “Mongol”, aquí esta a sus anchas. Tal vez demasiado a sus anchas, ya que los efectos digitales prácticamente devoran a los personajes y la trama, dejando al espectador a la deriva en importantes deta-

lles narrativos. Por eso, aunque tiene elementos serios que podrían traer ecos del “Stalker” de Andrei Tarkovsky, y sobre todo de “El origen” de Christopher Nolan, la película derrapa hacia el delirio en más ocasiones de lo necesario. Eso sí, hay mucha acción, un poco de romance comatoso, y algunas imágenes atractivas.

“Sumergidos” (“Koma” Rusia, 2019) Dir.: N. Argunov. Int.: Ri. Mukhametov, M. Bikovic, A. Pampuhsnyy (iTunes, Google Play)

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario