Mundo

Evo Morales brigadista: el presidente boliviano se sumó a combatir el fuego en la frontera

El mandatario aseguró que las acciones en una reserva natural cercana a la frontera tripartita con Brasil y Paraguay evitó el avance del incendio.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró que las acciones para combatir el incendio en una reserva natural cercana a la frontera tripartita con Brasil y Paraguay evitó el avance del fuego del Amazonas hacia esos países vecinos.

El gobernante dio la información a los medios en la región oriental de Santa Cruz tras sobrevolar el parque nacional Otuquis, situado en la provincia cruceña Germán Busch en la frontera entre los tres países, y también en el municipio de Concepción, en la zona de la Chiquitania boliviana, donde él mismo se sumó al trabajo para apagar los incendios.

"Gracias al avión Supertanker se siente que se ha evitado el incendio hacia Paraguay y Brasil en esa zona, en la provincia Germán Busch", afirmó el gobernante.

Según Morales, en Otuquis hay "cero de incendios, aunque duele ver" los lugares que quedaron negros a causa del fuego.

Un reporte del diario cruceño El Deber indica que la lluvia que cayó en el lugar en la víspera también contribuyó a apagar el fuego.

evo incendio2.jpg

El mandatario reconoció que en Concepción persiste el incendio y, si bien no ha alcanzado a las comunidades asentadas en el lugar, se coordinará el envío del Supertanker a esa zona.

Morales explicó que la "pausa ecológica" en la Chiquitania que anunció más temprano implica "evitar cualquier venta de tierras", además de una "pausa" en los "nuevos asentamientos" humanos y un plan para las acciones posteriores a los incendios.

No obstante, el gobernante señaló que, "tomando en cuenta las opiniones de las autoridades y dirigentes de la zona, va a ser importante" que la pausa ecológica "sea temporal porque también tienen otras necesidades los pobladores de esta zona".

También indicó que "difícilmente" se podrá calcular la extensión afectada por los incendios, aunque, a su juicio, la mayoría "no es bosque", sino que son áreas de "chaqueo".

El "chaqueo" es una práctica agraria de quemas de vegetación para preparar terrenos de cultivo y pastoreo.

Hace unos días el mandatario boliviano justificó esa práctica al asegurar que "las pequeñas familias, si no chaquean, ¿de qué van a vivir?".

Los incendios en Bolivia, que comenzaron a principios de mes, se concentran en distintas localidades de Santa Cruz, sobre todo en la Chiquitania, una zona de transición entre el Chaco y la Amazonia.

Esta zona es emblemática porque allí se edificaron hace varios siglos las misiones jesuíticas que perviven hasta estos días y son consideradas de las mejores conservadas en América.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario