Criptomonedas "quebradas": el pronóstico negro de los analistas

Finanzas

Las criptomonedas, y Bitcoin en particular, se encaminan a cerrar una semana de fuertes pérdidas. Los expertos creen que aún no pasó lo peor.

Las criptomonedas sufrían grandes pérdidas el viernes, con el bitcoin de nuevo por encima de los 30.000 dólares, pero sufriendo todavía con una racha de pérdidas récord después de que el colapso de TerraUSD, una de las llamadas 'stablecoin' o criptodivisas estables, se extendía por los mercados.

Las criptomonedas también se han visto arrastrados por la venta generalizada de activos de riesgo debido a la preocupación por la alta inflación y la subida de las tasas de interés. El sentimiento es especialmente frágil, con caídas de los 'tokens' supuestamente vinculados al dólar.

El bitcoin, la mayor de las criptomonedas por valor total de mercado, consiguió rebotar en la sesión asiática y cotizaba en torno a los 30.500 dólares, recuperándose un poco desde el mínimo de 16 meses de alrededor de 25.400 dólares alcanzado el jueves.

No obstante, sigue estando muy por debajo de los niveles de hace una semana, que rondaban los 40.000 dólares, y, a menos que se produzca un repunte en la negociación del fin de semana, se encamina a una séptima pérdida semanal consecutiva.

"No creo que lo peor haya pasado", dijo Scottie Siu, director de inversiones de Axion Global Asset Management, una firma con sede en Hong Kong que gestiona un fondo de índice de criptomonedas.

"Creo que se darán más caídas en los próximos días. Creo que lo que necesitamos ver es que el interés abierto (conjunto de contratos derivados pendientes por liquidar) se desplome mucho más, hasta que los especuladores estén realmente fuera, y es entonces cuando creo que el mercado se estabilizará", agregó.

Las acciones relacionadas con las criptomonedas han sufrido un golpe. Las de la correduría Coinbase se estabilizaron durante la noche, pero seguían acumulando pérdidas en poco más de una semana.

En Asia, Huobi Technology, que cotiza en Hong Kong, y BC Technology Group, que opera plataformas de negociación y otros servicios de criptografía, sufrían caídas semanales de más del 20%.

Sin embargo, los mercados financieros en general han visto hasta ahora pocas repercusiones de la caída de las criptomonedas.

Según The Economist, “la infraestructura cripto está quebrada” y la crisis observada en los últimos días lleva el sello de los viejos colapsos financieros de antaño.

"Las criptomonedas son todavía muy pequeñas y su integración en los mercados financieros más amplios es todavía infinitesimal", dijo James Malcolm, jefe de estrategia de divisas de UBS. "Esta idea de que lo que ocurre en el cripto se queda en el cripto... en muchos sentidos es donde todavía estamos en este momento".

"Todas las clases de activos, excepto las materias primas, se han visto arrastradas por una fuerte liquidación. La aversión al riesgo se disparó cuando la Reserva Federal aceleró su política monetaria restrictiva con la subida de los tipos de interés con motivo de la inflación y endureció las condiciones financieras. La caída del Bitcoin (BTC) comenzó antes (seis meses), fue más profunda (-60% desde los 69.000 dólares), pero empeoró significativamente por el contagio actual de la stablecoin UST/USD, aunque también es la menos sorprendente (es el décimo crash de la década)", afirmó Ben Laidler, estratega de mercados globales de eToro.

Según algunos analistas, estos descensos se explican por los altos niveles de inflación en Estados Unidos y por el endurecimiento de las políticas monetarias de los bancos centrales. Con todo, Bitcoin y Ethereum son las que más aguantan, ya que otras menos populares, como Polkadot o Cardano, se dejan un 80%. Además, la caída de Bitcoin supera el 61% de pérdidas desde los máximos históricos que alcanzó en 10 noviembre de 2021, cuando llegó hasta los u$s68.991. En redes sociales, los expertos hablan de “hundimiento”, mientras que algunos inversores en estas divisas esperan un efecto rebote y piden que se haga ‘hold’, es decir, que no se venda.

La caída no parece ser exclusiva de las criptomonedas: un mensaje parecido podría darse de la economía global si echamos un vistazo a las grandes tecnológicas, cuyas acciones en bolsa también han perdido mucho terreno desde que hace unos meses alcanzaran máximos históricos.

Dejá tu comentario