S&P Merval se tomó un respiro pero acumuló ganancia de 10% en últimas dos semanas

Finanzas

La bolsa porteña operó con leve baja este viernes por reacomodamientos de carteras luego de las notables ganancias registradas recientemente. Los inversores permanecen atentos al desarrollo de las elecciones primarias (PASO) que se celebrarán en poco más de una semana.

Al igual que en las dos jornadas previas, la bolsa porteña operó con leve baja este viernes por reacomodamientos de carteras luego de las notables ganancias registradas recientemente. El mercado permanece atento al desarrollo de las elecciones primarias (PASO) que se celebrarán en poco más de una semana, y que se consideran una prueba a la actual gestión del Gobierno.

El índice S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) perdió un 0,5%, a 74.735 puntos. Aun así, en las últimas dos semanas acumuló un crecimiento superior al 10% en pesos y de 9% en dólares.

"Los inversores aprovecharon la reciente suba para tomar ganancias y bajar la exposición de cara a las próximas elecciones. El resultado electoral tendrá el veredicto final sobre hacia dónde irá el Merval. Las encuestas son muy variadas y el margen de error es grande", explicaron desde la sociedad de bolsa Portfolio Personal Inversiones (PPI).

Entre las acciones argentinas que cotizan en Wall Street (ADRs) también se observan mayoría de bajas en esta jornada. Los papeles que más cayeron fueron los de Edenor (-4,3%), que venían liderando este último rally alcista de los activos argentinos, llegando a registrar en agosto un salto de más de 60%.

En las últimas sesiones el mercado de activos venía registrando una importante recuperación, en medio del "trade electoral", las expectativas sobre avances en las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el cierre de una larga reestructuración de deuda de la Provincia de Buenos Aires.

"El mercado ve como catalizadores de las valuaciones tanto al resultado electoral como al acuerdo con el FMI", dijo el Grupo SBS. "El primero podría marcar qué tan probable será un giro en las políticas que tienda a la estabilización macroeconómica mientras que el segundo podría ser útil para anclar expectativas hacia adelante vía metas fiscales, monetarias y cambiarias", acotó.

Bonos

Mientras tanto, los principales bonos soberanos en dólares se movieron de manera dispar este viernes, sin una tendencia clara.

En este marco, el riesgo país ascendió cinco unidades hasta los 1.487 puntos básicos, luego de marcar en la víspera un mínimo desde mediados de junio.

"El balance semanal es muy positivo. Puntualmente, los globales (bajo ley extranjera) acumularon subas de entre +2.9/+4.2% a lo largo de toda la curva. Así, el precio promedio ponderado llegó a tocar niveles máximos desde finales de diciembre", resaltaron en PPI.

En cuanto a las causas de estas subas en los valores, desde la entidad aseguraron que el foco sigue estando en la posibilidad de un cambio sustancial en el mapa político a raíz de las PASO.

"En sintonía con la tesis del ‘trade electoral’, los títulos de indenture nuevo (que tienen contratos legales más flexibles) lideran la tabla de retorno total esta semana. Recordemos que estos títulos se vuelven más atractivos para captar la posible compresión de spreads en un contexto optimista", profundizaron.

Cabe recordar que en agosto los títulos acumularon alzas de hasta 4,8%, con una mejor performance en la parte más corta de la curva de rendimientos.

El optimismo es amortiguado por señales que avizoran un panorama más desafiante para el Gobierno en el segundo semestre, tanto en materia de acumulación de reservas como en materia fiscal.

Las constantes ventas de divisas por parte del Banco Central para abastecer la demanda ante la merma en los ingresos por exportaciones, y las dificultades del Ministerio de Economía para renovar toda la deuda en pesos durante agosto son algunas de las señales que reflejan este nuevo escenario.

Dejá tu comentario