Otro caos de transporte: no hubo vuelos en casi todo el día y los subtes tuvieron grandes demoras

Información General

Los servicios de transporte fueron ayer otra vez los protagonistas. Un paro sorpresivo de personal de Aerolíneas Argentinas detuvo los vuelos por horas en Aeroparque y Ezeiza. Por su parte el servicio de subtes, que retornó luego de 24 horas de paro, tuvo una jornada marcada por inconvenientes y demoras.   

Un paro dispuesto por personal del servicio de rampas, de ventas y de control de vuelos de Aerolíneas Argentinas complicó ayer el panorama de cientos de pasajeros que sufrieron demoras en sus vuelos y que, incluso, llegaron a quedar encerrados dentro de los aviones en que bajaban.

La protesta gremial afectó, durante varias horas de la tarde, los arribos y las partidas en el aeropuerto de Ezeiza y en el aeroparque metropolitano, donde los pasajeros expresaron su indignación ante los mostradores y expresaron su hartazgo ante la reiteración de inconvenientes en el transporte aéreo.

El conflicto se prolongó hasta cerca de las 17:00, cuando el Ministerio de Trabajo convocó a la Asociación de Personal Aeronáutico y a las autoridades de Aerolíneas Argentinas dictó la conciliación obligatoria.

Según explicaron desde la compañía aérea en un comunicado, la medida comenzó a regir a partir de las 17:00, y tendrá "vigencia por 10 días hábiles".

Tras una serie de "reuniones informativas", el personal de APA, que nuclea a los trabajadores de Aerohandling, tráfico, rampa, control de vuelos y ventas, había lanzado en las primeras horas de la tarde una medida de fuerza destinada a interrumpir las actividades durante tres horas en cada uno de los turnos de la compañía.

Ante estas medidas de fuerza, los dirigentes gremiales fueron convocados al Ministerio de Trabajo, con el objetivo de destrabar el conflicto.

Según expresó el secretario general de APA, Rafael Mella, en la sede de la cartera laboral ubicada en Leandro N. Alem al 600, mantuvieron una reunión con su titular, Carlos Tomada, quien les informó sobre la medida conciliatoria.

La protesta de aeronáuticos desencadenó incidentes en el aeropuerto de Ezeiza, donde pasajeros quedaron varados dentro de al menos cuatro aviones aterrizados, mientras los trabajadores realizaban una asamblea para resolver los pasos a seguir.

En tanto, casi mil personas se vieron afectadas por estos inconvenientes en el aeroparque metropolitano, al quedar demoradas en esa terminal a raíz del atraso de varias horas de los vuelos programados.

Este conflicto salarial sumó más problemas a la situación aeroportuaria, en el marco de la cual ayer se conoció un nuevo incidente aéreo que casi provoca el choque de dos aviones en la pista principal de Ezeiza.

  • Problemas para viajar en subte

    El servicio de subtes se reanudó hoy luego de una jornada de paro, con inconvenientes y demoras en algunas líneas, mientras que los delegados advirtieron que las medidas de fuerza podrían repetirse en los próximos días.

    La Línea C estuvo interrumpida durante una hora, la B realizó un servicio reducido entre las estaciones Federico Lacroze y Leandro N. Alem, en tanto que se registraron demoras en el ramal D, que une las estaciones Congreso de Tucumán y Catedral.

    Norberto Pianelli, uno de los delegados de los trabajadores en conflicto, aseguró que los problemas que se registraron en el servicio no tienen relación con las medidas de fuerza que se realizaron este jueves.

    Los pasajeros viajaron sin que se les cobrara el pasaje en todas las líneas de subte hasta que se normalizó el servicio, según confirmó el ejecutivo de Metrovías Juan Ordóñez.

    El representante de la empresa atribuyó el paro que se realizó ayer por 24 horas a "una interna sindical" entre la UTA y los delegados del subte.

    Ordóñez confirmó que por el acuerdo que había firmado la UTA con la empresa, un peón pasará a cobrar 2.425 pesos, un boletero 2.811, un guarda 3.051, un conductor 4.080 y un conductor especializado 4.400 pesos.

    A su vez, Pienelli rechazó que con el acuerdo -finalmente frustrado- se haya fijado esa escala y que un peón "pasaba a cobrar de bolsillo 2.100 pesos cuando se venía llevando 1.800".

    El delegado no descartó que se vayan a tomar nuevas medidas de fuerza, pero aseguró que en ese caso se avisarán "con 48 horas" de anticipación.
  • Dejá tu comentario