Se detectan cada vez más casos de asintomáticos

Información General

En los últimos días se observó una tendencia de disminución del porcentaje de casos con síntomas de coronavirus, el cual bajó 7 puntos respecto de los valores porcentuales de fines de julio. La información se desprende de un análisis realizado sobre Boletín Epidemiológico de la Ciudad de Buenos Aires, elaborado por la licenciada Solana Ini y supervisado por el doctor Alberto Curci.

De este informe se desprende que los casos descartados (los no covid) son los que más aumentan. Al respecto, es importante tener presente lo señalado por el Dr. Fernando Polak respecto de los tests: “El hisopado detecta la presencia de trozos de virus pero no puede demostrar que hay suficiente virus para transmitirle a otra persona“.

Del total de casos sospechosos de la semana pasada, sólo un 18 % dio positivo tras hisoparse por tener algún síntoma. El resto fue caso descartado (64%) o dio positivo pero sin siquiera tener un síntoma (18%). Del total de casos confirmados un 50% no reportó malestar. Es decir, la mitad de los casos detectados se encontraba bien (sin síntomas), según la información disponible. Si se toman los nuevos casos semanales reportados en el boletín, respecto de los aumentos de valores absolutos, los casos sin síntomas aumentaron un 24% mientras que los casos con síntomas aumentaron un 1% la semana pasada frente a la última de agosto.

Entre 98.597 pacientes registrados, la fiebre y la tos han sido los dos síntomas más frecuentes y la evidencia clínica de neumonía, uno de los menos frecuentes.

Por su parte, el porcentaje de casos positivos de covid-19 respecto de los casos sospechosos comenzó a bajar a partir del 23 de julio. Un 74% de los casos confirmados en la Ciudad de Buenos Aires de marzo a septiembre no necesitó de internación. Sólo un 1,7% de los confirmados requirió cuidados intensivos (1676 personas), de los cuales solo la mitad ha usado asistencia respiratoria mecánica. A partir del 23 de julio, el porcentaje de letalidad (2,4%) superó al porcentaje de pacientes que requieren el uso de camas UTI (1,7%). Esto podría indicar que hay pacientes fallecidos que no han llegado a usar una cama UTI o que han fallecido en su domicilio. Según el análisis, los datos cuantitativos muestran que ya se ha ingresado en la curva descendente de casos pero muy probablemente, dado el continuo aumento del volumen de la muestra de casos sospechosos y los cambios en las definiciones de “caso” que han tenido lugar, este descenso se torna difícil de visualizar.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario