Economía

Minerva Foods va por activos de Quickfood que Marfrig descartó

El grupo brasileño dueño de Swift en Argentina está interesado en las plantas de procesamiento de pollo y cerdo. Marfrig concretó el viernes la compra de la división de carne vacuna, con la marca Paty.

El mercado frigorífico local está cambiando de manos, pero no de nacionalidad. Esto no significa que los principales inversores sean argentinos. La nacionalidad que se mantiene es la brasileña, ya que los mayores jugadores que se reparten el negocio son originarios del país vecino.

El viernes pasado se concretó una operación muy esperada: el gigante brasileño BRF encontró comprador para las unidades de negocios de carne vacuna de Quickfood. Y fue otro brasileño -la multinacional de alimentos Marfrig- el que se quedó con marcas insignia como Paty y Vienissima tras pagar u$s60 millones.

Y tras esta operación, emergió el interés de otro frigorífico brasileño (Minerva Foods) por los activos de Quickfood que quedaron afuera de esa venta. Básicamente las plantas de procesamiento de carnes de pollo (incluido el frigorífico avícola Avex ubicado en Río Cuarto) y de cerdo.

Minerva es la mayor exportadora de carne vacuna en América del Sur. Y fue una de las empresas que hizo ofertas no vinculantes por los activos de BRF en Argentina, básicamente el pollo y cerdo, según reveló la agencia de noticias Bloomberg en base a fuentes del sector. La compañía viene desarrollando desde 2017 un plan de expansión internacional. Ese año ingresó a la Argentina con la compra del frigorífico Swift (se lo compró a otro brasilero, JBS) y también activos en Paraguay y Uruguay).

Ahora, Fernando Queiroz, presidente de Minerva, opinó que la elección de Jair Bolsonaro en Brasil generó “un optimismo generalizado” que va a dar impulso al consumo doméstico y a las exportaciones de carne en 2019.

En ese marco, Minerva lanzó en Chile una oferta pública de acciones. Y en Brasil prepara una ampliación de capital por 1.000 millones de reales para sanear sus deudas, que son abultadas por las inversiones que hizo para comprar activos en los países de la región.

En Argentina, Minerva compró Swift el año pasado. Cuenta con 2.000 empleados y hace pocos días abrió una convocatoria para incorporar gente.

En cuanto a la compra de Quickfood por parte de Marfrig, tal como anticipó Ámbito Financiero, se concretó antes de fin de año e incluyó sólo el negocio de carne vacuna.

“ BRF firmó con Marfrig la venta de QuickFood, responsable de la faena y procesamiento de carne bovina en nuestro país. La transacción implica la transferencia de acciones que representan alrededor de 92% del capital social de la empresa, que tiene fábricas ubicadas en San Jorge, Arroyo Seco y Baradero”, informó BRF en un comunicado distribuido el viernes.

Además explicó que “la unidad de San Jorge faena 620 cabezas de ganado por día, y entre todas las unidades productivas se procesa más de 6.000 toneladas mensuales de productos: hamburguesas, salchichas, fiambres y vegetales congelados bajo las marcas Paty, Vienissima, GoodMark, PatyViena y Green Life”.

La información oficial de la compañía brasileña precisó que “el valor de la venta de Quickfood es de u$s60 millones”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario