Atentados dejaron 33 muertos en Pakistán

Mundo

Islamabad (EFE, AFP, Reuters, ANSA) - Al menos 33 personas murieron y otras 50 fueron heridas ayer en el norte de Pakistán, en un ataque explosivo cometido durante la celebración chiita de la «Ashura», y en sucesivos actos de represalia de esa rama del islam contra la de los sunnitas.

Las autoridades locales no descartaron que se haya tratado de un ataque suicida y una acción «terrorista», en lugar de una rivalidad histórica entre sunnitas y chiitas.

• Tres explosiones

El ministro del Interior, Aftab Ahmed Khan Sherpao, afirmó que fueron tres las explosiones en el lugar, pero no brindó otros detalles.

Al menos 25 muertos causó el ataque con una bomba explosiva cometido durante la procesión chiita, en la ciudad de Hangu, en el norte del país, distante 175 kilómetros de Islamabad.

Se trata de una celebración de luto de 10 días que recuerda el martirio de Hussein, uno de los imanes más venerados por los chiitas y nieto de Mahoma durante la batalla de Kerbala en el año 680.
El ritual incluye impresionantes autoflagelaciones.

El jefe policial local,
Mahammad Ayub, relató que durante el toque de queda dispuesto tras el atentado hubo disparos en los cuales murieron un policía, un soldado y dos civiles.

• Incendios

La ira de los chiitas derivó en la quema de vehículos, locales comerciales y un banco, saqueos, además de ataques en los que fueron asesinados sunnitas.

Otras cuatro personas murieron -dos de ellas mujeres- de varios disparos durante un ataquecontra un colectivo en Saidan-Banda, en las afueras de Hangu, donde se extendieron los desórdenes que siguieron al atentado, agregó la fuente.

Por otro lado, cuatro camioneros perdieron la vida durante un ataque en Ibrahimzai, también en las afueras de Hangu, por parte de hombres armados desconocidos.

Horas más tarde, las autoridades policiales dijeron que la situación quedó bajo control, luego de que militares con blindados fueran enviados al lugar para restablecer el orden.

Dejá tu comentario