Aznar quiere parar "marea populista" en América latina

Mundo

Santiago (EFE, ANSA) - José María Aznar ve con preocupación la situación política de América latina y dijo no entender por qué la derecha en la región «está avergonzada, callada, desaparecida y acomplejada», según una entrevista al diario chileno «El Mercurio».

Aznar observó que el continente «puede dividirse entre los países que buscan su pertenencia al Primer Mundo» y los que corren «el riesgo del populismo, la vuelta a viejas fórmulas políticas mal pensadas». En esa última posición ubicó a «Cuba, Venezuela, Bolivia, tal vez la Argentina».

«Espero que la marea populista se detenga. Alguien la tiene que parar, alguien tiene que decir que ése no es el camino», dijo.

«Yo estoy dispuesto a hacerlo y sé que hay muy buenos amigos en Iberoamérica dispuestos a trabajar también. Entonces, vamos a ver si nos organizamos y lo hacemos», añadió.

En un alto en sus clases en la Universidad de Georgetown en Estados Unidos, Aznar atribuyó a «una búsqueda de solución de atajos a la democracia, de atajos al desarrollo» el surgimiento de gobiernos de tendencia de izquierda en América latina.

Según Aznar,
«no es la mejor de las fórmulas», además de que en la región «hay un retorno al populismo».

«Estos movimientos indigenistas que son en parte marxistas, en parte revolucionarios, en parte basados en criterios étnicos. Todo eso no es lo que puede conformar sociedades modernas en el presente»,
descalificó.

Consultado entonces qué pasa con las alternativas de derecha, el político español fue categórico.
«Está avergonzada. Está callada, desaparecida, acomplejada, y es absurdo» porque «históricamente, las ideas de centroderecha son las que triunfaron. Es el mundo liberal, el mundo abierto, el mundo de la competencia, el que ha creado más trabajo, más prosperidad y más justicia», aseveró.

Al plantearle que los gobiernos de derecha han estado vinculados a dictaduras, Aznar respondió que «yo creo que en ese terreno en el continente iberoamericano nadie puede tirar la primera piedra. El señor
Hugo Chávez intentó varios golpes. Fidel Castro llegó con otro golpe. Evo Morales ganó las elecciones, pero les hizo la vida imposible a los gobernantes en Bolivia».

No obstante, el ex primer ministro español le ve futuro a la centroderecha política en la región. «Espero que la marea populista se detenga. Alguien la tiene que parar, alguien tiene que decir que ése no es el camino. Yo estoy dispuesto a hacerlo y sé que hay muy buenos amigos en Iberoamérica dispuestos a trabajar también. Entonces, vamos a ver si nos organizamos y lo hacemos», anunció.

Dejá tu comentario