Familiares de víctimas del franquismo acudirán a la Justicia argentina

Mundo

Víctimas de crímenes durante la dictadura franquista (1939-1975) presentarán el próximo miércoles en Argentina una querella por "genocidio", mientras asociaciones de España denunciarán por prevaricación al juez Luciano Varela, quien resolvió proceder penalmente contra el juez Baltasar Garzón por investigar las desapariciones en el franquismo.

En relación con el procesamiento a Garzón, en tanto, el ministro de Fomento, José Blanco, afirmó que respeta "profundamente" a la justicia, aunque no le gustaría que "los falangistas ganaran de nuevo la batalla".

Garzón será juzgado por investigar decenas de miles de desapariciones durante el franquismo luego de que el Tribunal Supremo decidiera transformar en procedimiento abreviado las diligencias abiertas al magistrado por presunta prevaricación.

La resolución de Varela, que puede derivar en condenas de multa o inhabilitación, supone el fin de la fase de instrucción de la causa.

La demanda contra Garzón, admitida a trámite el 27 de mayo de 2009, fue interpuesta por el sindicato ultraderechista Manos Limpias, a la que se sumaron luego la asociación Libertad e Identidad y Falange Española de las JONS.

El diario Público informó que agrupaciones de víctimas del franquismo presentarán el próximo miércoles una denuncia sobre el "genocidio" de Franco durante la Guerra Civil española (1936-1939) y la dictadura de Francisco Franco en un juzgado federal de Argentina.

Según ese medio, se expondrán pruebas de desapariciones forzadas y pedidos de declaración a ex ministros de la dictadura como Manuel Fraga, del grupo parlamentario del Partido Popular en el Senado.

"El objetivo es evitar que esos crímenes queden impunes", explicó a Público el abogado argentino Carlos Slepoy, quien representará a los familiares de al menos 113.000 desaparecidos.

Si el proceso avanza, la justicia argentina podría llegar a citar, por ejemplo, a Fraga, quien tendría dos posibilidades: ir a Buenos Aires o negarse a hacerlo.

"En caso de que Fraga desobedezca la petición del juez, el Gobierno argentino dictará una orden internacional de detención.

Ese caso es el que llevó al banquillo al dictador Augusto Pinochet, gracias a la iniciativa en España del juez Baltasar Garzón", reportó Público.

La querellas comenzarán con el caso de un ex alcalde socialista fusilado en 1936 en Lugo, región de Galicia, norte de España, para demostrar que se trata del prototipo de una "desaparición forzada" Según aseguró de Slepoy a Público, se trata de demostrar "que la jurisdicción universal no es un arma colonialista de países poderosos".

Por otro lado, asociaciones de memoria histórica de Cataluña y Mallorca presentarán el próximo lunes una querella por prevaricación -dictar una resolución injusta a sabiendas- contra Varela.

En declaraciones a la prensa local, la vocera de la asociación de memoria histórica en Mallorca, María Antonia Oliver, explicó que en la demanda se dirá que Varela "ha prevaricado porque las desapariciones forzosas no prescriben legalmente pese a los decretos de amnistía".

Según Varela, Garzón actuó dentro de un "proceso penal cuya artificiosa incoación suponía desconocer principios esenciales del Estado de Derecho, como los de legalidad penal e irretroactividad de la ley penal desfavorable, además de implicar el desconocimiento objetivo de leyes democráticamente aprobadas".

El instructor se refirió así a la Ley de Amnistía del 15 de octubre de 1977.

Dejá tu comentario