2 de octubre 2008 - 00:00

Ingenio para asesinar

Bogotá (DPA, EFE) - El Ejército colombiano denunció ayer que la guerrilla de las FARC está agregando pegamento industrial a las garrafas de gas que usa como bombas, con el objetivo de aumentar el daño de esa arma no convencional.

«Todo parece indicar que la columna móvil Teófilo Forero de las FARC estaría utilizando el pegamento para causar graves quemaduras a quienes caen víctimas de los explosivos de fabricación artesanal camuflados en zona rural del departamento del Huila (Sudoeste)», precisó un reporte castrense.

Las autoridades descubrieron esa nueva modalidad de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) tras un operativo de registro y control en un área rural del municipio de San Vicente del Caguán (Sur), en el selvático departamento de Caquetá.

El arma precisó en un comunicado que en uno de los campamentos fueron hallados 26 recipientes con pegamento industrial que, según la misma fuente, puede alcanzar altas temperaturas una vez que el cilindro-bomba es activado. El pegamento se adhiere al «cuerpo de las víctimas y genera graves quemaduras, las que se suman a los fuertes daños que deja a su paso la onda explosiva», explicó. Es un «destructivo invento», insistió el texto.

Dejá tu comentario

Te puede interesar