Joven de 22 años, principal sospechoso por filtración de documentos sobre guerra en Afganistán

Mundo

El Pentágono confirmó que el principal sospechoso por la filtración de los más de 91.000 documentos clasificados sobre la guerra de Afganistán es un joven analista de inteligencia, quien apareció desde el primer día como la posible fuente.

El Pentágono cree que Bradley Manning, de 22 años, acusado el mes pasado facilitarle a Wikileaks el vídeo sobre un ataque del ejército estadounidense a un grupo de iraquíes, entre ellos dos trabajadores de la agencia Reuters, accedió a la red global clasificada del Ejército y al sistema de correo electrónico y descargó decenas de miles de documentos, según un funcionario de alto rango del Pentágono citado por CNN.

El departamento dirigido por Robert Gates sospecha ahora que Manning se conectó a la red altamente protegida y clasificada Secret Internet Protocol Router Network (SIPRNET), que provee acceso a correos electrónicos y al sistema de Internet clasificado del Pentágono a los militares que cuenten con la autorización adecuada.

Para poder acceder a estos sistemas, el personal autorizado necesita disponer de claves y pasar por otras medidas de control, como el acceso físico, para conectarse a sistemas específicos que proveen información clasificada en los niveles más altos.

Funcionarios del Pentágono han dicho en los últimos días que hasta el momento el único material que han podido ver en la página web de la organización Wikileaks corresponde a documentos que fueron clasificados al nivel de "secreto", una gradación relativamente baja a la que puede acceder un gran número de personal militar.

Manning fue detenido a finales de mayo después de que un pirata informático, Adrian Lamo, denunciara que el analista había presumido de haber descargado 260.000 documentos clasificados y habérselos enviado a Wikileaks.

"He estado aislado durante tanto tiempo... Yo sólo quería descubrir modos de sobrevivir... Si tú tuvieses acceso a redes clasificadas 14 horas al día y siete días a la semana durante más de ocho meses, ¿qué harías?", le contó al hacker, según la trascripción de sus chats publicada por The Washington Post.
.
El muchacho además, contó cómo, gracias a los agujeros de seguridad del sistema informático del Ejército estadounidense había grabado en CDs "posiblemente el mayor derrame de datos en la historia" de ese país.

Por su parte, el fundador de Wikileaks, Julian Assange, se negó a revelar quién le suministró a la página web los cerca de 91.000 documentos.

El Pentágono presentó el 5 de julio ocho cargos contra Manning, acusado, entre otras cosas, de haber filtrado a Wikileaks un vídeo de un ataque aéreo estadounidense en Irak en julio del 2007.

El vídeo cuestiona la versión oficial sobre cómo el Ejército estadounidense mató a once iraquíes, entre los que había un fotógrafo y un conductor que trabajaban para la agencia de noticias Reuters.

Manning aún no se ha pronunciado sobre su culpabilidad o inocencia porque todavía no se ha decidido si se celebrará un juicio en su contra o no.

Cuando le detuvieron fue enviado a una base militar en Kuwait, donde todavía permanece. El Ejército está tratando de averiguar cuáles eran sus contactos. Además, buscan averiguar a qué servidores se conectó para obtener esa información.

Los investigadores creen que Manning tenía acceso a algunos pero no a todos los documentos publicados en Wikileaks.

Dejá tu comentario