Más ira por caricaturas: ola de arrestos y profanaciones

Mundo

Copenhague, Estambul y Argel (ANSA, EFE, AFP, Reuters) - La sucesión de furias y penalizaciones desatada por la publicación de caricaturas ridiculizantes del profeta Mahoma continuó ayer con el arresto de tres periodistas yemeníes y dos argelinos, así como la profanación de tumbas de musulmanes en Dinamarca, donde crece la popularidad de la extrema derecha.

El gobierno de Yemen detuvo a tres periodistas y está buscando a un cuarto luego de haber cerrado sus respectivos medios de prensa por haber publicado las caricaturas. Los periodistas detenidos son Mohammad al-Asaadi, jefe de redacción del «Yemen Observer» en lengua inglesa; Akram Sabra, director editorial del semanario «Al-Hurriya»; y el periodista Yehiya al-Abed, de esa misma publicación. La acusación pública emitió una orden de detención para el jefe de redacción de «Al-Rai al Aam», Kamal al-Aalafi. Todos los medios mencionados fueron cerrados.

En Argelia, en tanto, se ordenó el cierre de dos periódicos y se arrestó a sus editores, en momentos en que arribaba al país el jefe del Pentágono, Donald Rumsfeld, para una visita de cinco horas.

Kahel Boussad
y Berkane Bouderbala, editores de los semanarios proislámicos «Errisala» e «Iqraa», respectivamente,fueron detenidos la semana pasada, y un tribunal de Argel los podría condenar a cinco años de prisión.

Por otra parte, cientos de palestinos realizaron protestas tras la aparición de inscripciones en lengua hebrea, con frases ofensivas contra Mahoma, en los muros de una mezquita en Cisjordania, y cuatro de ellos resultaron heridos en choques con soldados israelíes. Las inscripciones, informó el sitio del diario israelí «Maariv», fueron descubiertas en los muros de la mezquita Nebi Elias, en la provincia de Kalkilia. El ejército de Israel ordenó borrar lo antes posible las frases, con gravísimas ofensas hacia el islam y la figura de Mahoma.

En tanto, miles de personas protestaron en Diyarbakir, sudeste de Turquía, por las caricaturas, mientras en Estambul se registraron manifestaciones frente al consulado francés.

• Boicot

En Diyarbakir, con población en su mayoría de origen kurdo, unos 50 mil manifestantes se reunieron en la plaza principal, con frases hostiles contra Dinamarca, en donde se publicaron las primeras caricaturas, y reclamaron un boicot a productos daneses.

Cerca de 150 personas, integrantes del sector para la juventud del Partido de la Gran Unidad (BBP, islámico), lanzaron piedras y huevos contra el consulado francés, al grito
«Alá es grande» y « venganza, venganza».

El vocero de Exteriores de Irán, Hamid Reza Asefi, advirtió en tanto que gobiernos occidentales, entre ellos, Dinamarca y los Estados Unidos, «exacerbaron» con sus declaraciones a los grupos musulmanes y provocaron la ola de protestas. Grupos musulmanes realizaron una nueva manifestación frente a la Embajada de Francia en Teherán, con frases hostiles contra los Estados Unidos, Dinamarca y Gran Bretaña, aunque en términos generales las demostraciones de ira fueron menos que en jornadas anteriores. En sentido inverso, se manifestó la secretaria de Estado de los EE.UU., Condoleezza Rice: «Es bien conocido que Irán y Siria sacan a manifestantes a las calles cuando lo desean», dijo la funcionaria mientras recomendaba a los gobiernos «actuar en forma responsable».

El balance de la crisis es particularmente negro para Dinamarca: tres de sus embajadas (Siria, Irán, Indonesia) y dos consulados ( Líbano, Túnez) fueron cerrados, en algunas ocasiones tras ser saqueados
.

Desconocidos profanaron durante la noche del sábado la mitad de las 50 tumbas musulmanas del cementerio del pueblo de Saedding, en el oeste del país. El primer ministro danés,
Anders Fogh Rasmussen, condenó en un comunicado esta profanación, al tiempo que se supo que el Partido del Pueblo Danés (PPD, extrema derecha), el único aliado parlamentario del gobierno liberalconservador, registró un fuerte aumento en las preferencias de los electores, logrando 17,8% de intenciones de voto contra 13,3% obtenido en las elecciones de febrero de 2005.

Dejá tu comentario