Norteamericanos muertos en Irak llegan ya a los 1.500

Mundo

Washington (EFE, ASN, AFP) - A pesar del anuncio de que la cifra de soldados estadounidenses muertos en Irak alcanzó a 1.500, una encuesta publicada ayer reveló que la popularidad del presidente George W. Bush se mantiene y que una mayoría de los norteamericanos apoya la política del gobierno en ese país árabe.

El dato sobre las víctimas norteamericanas en la guerra, que publicó ayer la mayoría de medios de EE.UU. citando fuentes militares en Irak, no fue aún confirmado oficialmente por el Pentágono, cuya cifra actual de muertos es 1.494. Un portavoz del Departamento de Defensa señaló que la discrepancia entre las cifras obedece al «solemne y serio» método de contabilización del Departamento de Defensa. Esto salió a la luz el mismo día en que se publicó un sondeo conjunto del diario «The New York Times» y la cadena de televisión CBS, que reflejó un apoyo de la población a la estrategia en Irak. Sin embargo, en un hecho que preocupó a la Casa Blanca, señaló una clara falta de sintonía entre el presidente Bush y las prioridades y expectativas de la población.

Así, la aprobación a la gestión de Bush se mantuvo en 49%, y 53% cree que los esfuerzos por restablecer el orden en Irak están funcionando bien -contra 41% del mes pasado-. Pero 53% de los 1.100 interrogados entre el jueves y el lunes pasados dijo que el mandatario tieneprioridades distintas de las suyas en asuntos domésticos.

Esas personas consideran más importante priorizar las cuestiones de salud y empleo que la reforma de la seguridad social que Bush puso en el primer lugar de su agenda de gobierno.

El 58% también no coincide con las prioridades diplomáticas de Bush, y 59% respondió que el presidente no debería meterse a derrocar dictaduras ni intervenir en otros países.

Aun así, según un sondeo realizado recientemente por el «Times», la mayor parte de la población sigue respaldando la permanencia de las tropas en Irak.

John Pike
, experto en temas militares de GlobalSecurity.org, dijo: «El hecho de que el ejército sea voluntario y el número de víctimas relativamente bajo en relación con conflictos como Vietnam explican la débil oposición a la guerra».

Más allá de los atentados y los contratiempos, algunos expertos como Thomas Donnelly, analista del conservador American Enterprise Institute, consideran que en general la situación en Irak es «satisfactoria». Este no cree que se materialicen los rumores sobre una posible retirada de EE.UU. de Irak. «Estoy convencido de que las tropas permanecerán en Irak», señaló Donnelly, quien lamentó que los aliados estadounidenses no estén dispuestos a realizar el mismo sacrificio.

Dejá tu comentario