Polonia: confirman la victoria de Komorowski como nuevo presidente

Mundo

El conservador proeuropeo Bronislaw Komorowski se impuso en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Polonia, según datos del escrutinio final de los comicios, celebrados ayer en forma anticipada tras la muerte en abril del ex mandatario Lech Kaczynski.

Komorowski, del partido Plataforma Cívica (PO) obtuvo el 53,01 por ciento de los votos, frente al 46,99 por ciento de su oponente, el nacionalconservador Jaroslaw Kaczynski, del partido Ley y Justicia (PiS) y hermano del fallecido ex mandatario.

La participación en la segunda ronda de los comicios presidenciales fue del 55,31 por ciento. Komorowski había ganado la primera vuelta del 20 de junio sin alcanzar la mayoría absoluta, lo que obligó a celebrar una vuelta decisiva contra su escolta, el ultraconservador Kaczynski.

El anterior presidente de Polonia, Lech Kaczynski, hermano gemelo del candidato derrotado, murió en un accidente aéreo a principios de abril en Rusia junto a su esposa Maria y 94 altos cargos del gobierno, militares y religioso.

Komorowski, apodado "Bronek" por sus seguidores, atribuyó su victoria a su disposición a concesiones en política interior y exterior.

Y como presidente del Parlamento, su trabajo principal desde el año pasado consistió en mediar entre el gobierno y la oposición. La "concordia" fue su eslogan de campaña.

Antiguo anticomunista radical y luego funcionario del Estado, es un defensor del ingreso de Polonia a la Unión Europea (UE), a diferencia de muchos de sus rivales, que pusieron el acento en las relaciones con Estados Unidos.

Sus primeros viajes después de asumir tendrán como destino Bruselas, Berlín y París. Católico pero enemigo del fundamentalismo, no se opone a la inseminación artificial ni al aumento de la participación femenina en la política.

El mandatario electo es un estrecho colaborador del primer ministro Donald Tusk, al que debe buena parte de su ascendente carrera.

Tusk renunció a competir por la presidencia, allanando el camino a su candidatura, la que empezó a tomar forma luego de que asumiera la jefatura de Estado interinamente tras la muerte del gemelo Kaczynski en un accidente aéreo.

Duro opositor al régimen comunista, el historiador Komorowski fue co-fundador del partido Solidaridad, de Lech Walesa, en 1980, y tras el establecimiento de la ley marcial en 1981, pasó casi un año en prisión.

Y por tener prohibido el ejercicio de su profesión, tuvo que dedicarse a dar conferencias en seminarios teológicos para mantener a su esposa Anna y sus cinco hijos.

En 1989 aceptó la transición pacífica y se convirtió en funcionario, concentrándose en la política de defensa, donde tejió buenas alianzas con los altos mandos militares rusos.

Entre 1990 y 1993 fue el primer civil en ocupar el Viceministerio de Defensa. Más tarde fue presidente del Comité de Defensa del Parlamento y posteriormente, entre 2000 y 2001, ministro de esa cartera.

Dejá tu comentario