Por la crisis, la Familia Real británica redujo sus gastos

Mundo

La Familia Real británica costó a los contribuyentes 38,2 millones de libras (57,8 millones de dólares) el pasado año fiscal, según datos publicados por el Palacio de Buckingham.

El dato, que representa 62 peniques por persona, fue publicado en un momento en que el gobierno del conservador David Cameron organiza grandes recortes en el gasto público para reducir el déficit.

Los responsables del Palacio de Buckingham insistieron en que la casa real es "muy consciente del difícil clima económico" del país, y que por ello ha congelado el número de sus empleados.

El presupuesto del año fiscal 2009-2010 es un 7,9% inferior al del año anterior, en parte porque los miembros de la familia real tomaron menos aviones.

Los detractores de la monarquía se manifestaban frente al palacio real para pedir una mayor transparencia en cuanto a la manera en que la reina Isabel II y su familia gastan el presupuesto.

"Pediremos una auténtica transparencia y responsabilidad al palacio, para que podamos ver cuánto dinero público están gastando justo cuando el gasto del gobierno está amenazado por grandes recortes", dijo Graham Smith, militante del grupo Republic.

"Las reformas de las finanzas reales prometidas por el gobierno son un comienzo, pero no van tan lejos ni tan rápido como deberían", añadió.

El ministro de Finanzas, George Osborne, anunció el pasado mes que la financiación de la familia real se vería sometida a una gran revisión, y que en el futuro su gasto sería examinado con el mismo rigor aplicado a otros ámbitos del presupuesto público.

Dejá tu comentario