Renunció un ministro de Berlusconi acusado de corrupción

Mundo

El ministro italiano para la Ejecución del Federalismo, Aldo Brancher, nombrado hace apenas 15 días y que inmediatamente quedó en el centro de una polémica, anunció su dimisión ante los magistrados de un tribunal de Milan donde debe ser juzgado.

Aldo Brancher, un allegado a Silvio Berlusconi y a su aliado Umberto Bossi, jefe de la Liga del Norte, es sospechoso de haber utilizado su nombramiento como ministro sin cartera para escapar a un juicio por un caso de soborno.

Según el tribunal de Milán (norte) encargado del caso, entre 2001 y 2005, Brancher y su esposa habrían recibido de manera ilegal casi un millón de euros de la Banca Popolare Italiana (BPI) para ayudar a este banco, mediante sus relaciones y falseando las leyes del mercado, a comprar la Banca Antonveneta.

Brancher anunció su "dimisión irrevocable" para conseguir "una solución rápida en este caso".

El nombramiento de Brancher en el gobierno, que le permitía escapar momentáneamente a la justicia, fue violentamente criticado por la oposición de izquierda que, por una vez unida, obtuvo el jueves el debate en el Parlamento de una moción de censura.

Este caso provocó profundas divisiones en el seno mismo de la mayoría de derecha de Silvio Berlusconi donde el sector dirigido por el presidente de la Cámara de diputados, Gianfranco Fini, que se declara respetuoso de las leyes y de las instituciones, amenazó indirectamente votar con la oposición la moción contra el ministro.

Por su lado, Berlusconi anunció en un comunicado "haber compartido" con Brancher su decisión de dimitir, precisando que "conocía y aprecia desde hace muchos años" al hombre político.

Dejá tu comentario