Mendoza: el PRO le bloqueó a Suarez el proyecto de reforma de la Corte

Nacional

Su tratamiento en el recinto deberá esperar al menos una semana. El oficialismo provincial no obtuvo el despacho en comisión. Jueces cuestionaron la iniciativa.

El proyecto de reforma del funcionamiento de la Suprema Corte de Justicia de Mendoza que impulsa el gobernador Rodolfo Suarez finalmente deberá esperar al menos una semana para su llegada al recinto.

A los cuestionamientos vertidos por la oposición del PJ y de jueces del máximo tribunal durante la reunión de la comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales (LAC), se sumó un bloqueo adicional desde el interior de Cambia Mendoza: el PRO decidió no acompañar la iniciativa y desmoronó la estrategia del tratamiento exprés que postulaba el oficialismo.

El PRO y el Frente Renovador (que en el distrito cuyano integra Cambia Mendoza) no dieron sus adhesiones y así el oficialismo no consiguió el despacho en la comisión de LAC, que ahora pautó una nueva reunión para la semana próxima, para la cual pedirán por escrito la opinión de otras instituciones así como a los integrantes del máximo órgano de justicia de la provincia.

El diputado nacional Omar De Marchi, líder del PRO mendocino y ex intendente de Luján de Cuyo, dinamitó las últimas esperanzas de Suarez de llevar el miércoles al recinto de Diputados la votación por la reforma. De Marchi, quien tiene aspiraciones de ser precandidato a gobernador el año próximo, ya había sido crítico del proyecto, y ayer redobló la apuesta. “Necesitamos una justicia al servicio de los mendocinos, no de la política. La reforma de la Corte Suprema es un tema serio que necesita una discusión profunda”, comenzó el diputado su hilo de tuits.

“Entendemos que no puede aprobarse de forma express y a libro cerrado. Hacerlo de este modo evidencia una pelea política por la apropiación de las decisiones de la Corte, que no le hace bien a Mendoza”, disparó en obvia alusión a Suarez.

El rechazo del PRO no solo complicó el despacho de comisión, sino que podría trabar su aprobación en Diputados.

“Pasa para la semana próxima para tener una semana más de análisis, lo importante es que hay un 90% de avance y solo queda un 10% para definir”, dijeron a este medio desde el oficialismo provincial, bajando el tono de la discusión.

Es que por la comisión de LAC pasaron los ministros de la Corte, Omar Palermo y Mario Adaro (ligados al PJ), y su presidente, Dalmiro Garay (exfuncionario de Alfredo Cornejo y con vínculos con el Gobierno local).

Fue Palermo el más crítico, quien dijo que el proyecto era “antidemocrático” y habló de “sometimiento al Poder Judicial”. No obstante, se mostró a favor de una serie de puntos del texto. “No queremos el fórum shopping. No quiero que me elijan”, dijo Palermo, quien agregó: “Estoy de acuerdo con que vote el presidente y que sean sorteados los aspectos contencioso administrativos en un sorteo de los siete jueces. En eso no hay fisuras, estamos todos de acuerdo”, agregó.

Esos puntos de consenso son los que le dan optimismo al Ejecutivo provincial para lograr, con ajustes, el aval político que necesita el proyecto.

Dejá tu comentario