Europa dio luz verde al millonario plan de rescate y se disparan las acciones de Lufthansa

Negocios

La aerolínea, la más grande de ese continente, había advertido que, sin ayuda, "la empresa se encontraría en cese de pagos en días".

La Comisión Europea dio luz verde al proyecto de Alemania de recapitalizar a Lufthansa, primer grupo de transporte aéreo del continente, con unos 6.000 millones de euros (u$s6.747 millones), para que pueda hacer frente a la crisis generada por el coronavirus. La noticia, sumado a que el principal accionista ahora dijo que apoyará el plan, hicieron disparar las acciones de la compañía más de 12%. Solo resta la aprobación final de la junta.

Esta medida forma parte de un plan de ayuda más amplio que prevé también el aval del Estado a un crédito de 3.000 millones de euros para la compañía como parte de las ayudas aprobadas por Bruselas en marzo, explica el ejecutivo europeo en un comunicado.

El plan de ayuda, de 9.000 millones de euros (unos u$s10.145 millones) en total, prevé que el Estado alemán se haga con un 20% del capital del grupo, sumido en una crisis sin precedentes.

Esta ayuda "viene acompañada de condiciones, entre ellas asegurar que se remunere suficientemente al Estado y otras medidas para limitar las distorsiones a la competencia", dijo la comisaria europea del ramo, Margrethe Vestager, en un comunicado.

"Lufthansa se ha comprometido a poner a disposición franjas horarias (...) en sus aeropuertos centrales de Fráncfort y Múnich", agregó la vicepresidenta de la Comisión, para quien esto dará a sus rivales "la oportunidad de entrar en esos mercados" y una mayor oferta para los consumidores.

Pero aun beneficiándose de la ayuda pública, los próximos años serán difíciles para Lufthansa.

La reanudación de las operaciones será muy gradual. En septiembre, el grupo pronostica una oferta que todavía estará un 60% por debajo de lo normal.

Para adaptarse a esta disminución prolongada, Lufthansa ya planea recortar el equivalente a 22.000 puestos de trabajo a tiempo completo, es decir el 16% de la fuerza laboral global, la mitad de ellos en Alemania.

El grupo alemán había advertido que, sin ayuda, "la empresa se encontraría en cese de pagos en días" y tendría que solicitar ser puesta bajo protección de la legislación alemana de quiebras.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario