Marks & Spencer, baluarte de las tiendas británicas, anunció 7.000 despidos

Negocios

Sufrió una reducción en las ventas por las medidas de confinamiento y distanciamiento físico, que disminuyeron el número de clientes en las tiendas y los centros comerciales.

La cadena británica de tiendas Marks & Spencer anunció la supresión de 7.000 puestos de trabajo en los tres próximos meses, debido al impacto de la pandemia de coronavirus Covid-19 y a una menor afluencia de clientes en sus tiendas.

Las noticias económicas se encadenan en Reino Unido, con anuncios casi diarios de supresión de puestos de trabajo por parte de conocidas empresas británicas. Ahora fue el turno de Marks and Spencer, que emplea a más de 80.000 personas en el mundo.

El grupo indicó que la reducción del personal se llevará a cabo mediante jubilaciones anticipadas o despidos voluntarios.

Marks and Spencer quiere adaptarse a los nuevos hábitos de consumo, que se han acelerado con la crisis sanitaria, y concentrarse sobre todo en las ventas en internet.

La supresión de empleos afectará principalmente a las tiendas del Reino Unido y al personal directivo, precisó la empresa, que por otra parte piensa contratar nuevo personal para las ventas en internet.

Y sus trabajadores serán más flexibles y podrán pasar de la rama alimentaria a la textil, incluido los productos para el hogar.

"En mayo habíamos anunciado que aprenderíamos de esta crisis para acelerar nuestra transformación y convertirnos en una empresa más ágil, en un mundo en el que los hábitos de consumo han cambiado de manera definitiva", recordó Steve Rowe, director general del grupo.

Las propuestas anunciadas quieren "flexibilizar aún más nuestras operaciones en las tiendas y nuestras estructuras de dirección".

Marks and Spencer desveló además que registró una baja de 10% en sus ventas entre comienzos de junio y principios de agosto, pese a la reapertura de las tiendas.

La baja principal (-29.9%) en el período se registró en el sector de ropa y productos para el hogar, su talón de Aquiles desde hace años.

La reducción se debe a las medidas de confinamiento y distanciamiento físico, que disminuyeron el número de clientes en las tiendas y los centros comerciales.

En cambio, las ventas por internet de ropa y productos para el hogar subieron un 39,2% en este mismo periodo, gracias principalmente a sus inversiones para aumentar su capacidad de distribución, indicó Mark and Spencer.

Las ventas de alimentos aumentaron por su parte un 2,5% de junio a agosto.

Marks and Spencer apuesta ahora en su asociación a partir de septiembre con el distribuidor alimentario online Ocado.

Será una novedad para la firma que hasta ahora estaba ausente en las ventas alimentarias por internet, al contrario que numerosos de sus competidores, uno de los escasos sectores en los que aumentó la actividad desde el confinamiento.

Para el sector del comercio, la pandemia no ha hecho más que agravar las ya existentes dificultades para muchas empresas, que en ocasiones crecieron demasiado rápido con la apertura de tiendas por doquier y se vieron golpeadas de lleno por el auge de internet.

Dejá tu comentario