Aguinaldo: hacer compras o refugiarse en el dólar no son las mejores opciones

Opiniones

El aguinaldo se presenta como una muy buena forma de mejorar nuestras finanzas personales, ahorrar e invertir. ¿Qué podemos hacer para proteger nuestro dinero?

Llega mitad de año y, con ello, el esperado aguinaldo. Sin duda alguna, muchos se preguntan qué hacer con este dinero. Es probable que entre las primeras cosas que pasen por tu mente este la idea de hacer algunas compras, sin embargo, esa no es la mejor opción.

El aguinaldo se presenta como una muy buena forma de mejorar nuestras finanzas personales, ahorrar e invertir. Este parece ser el camino correcto, aunque la economía argentina vive bajo los efectos constantes de la inflación, vivimos acostumbrados a una suba de precios en casi todos los productos y servicios, a la vez que los efectos de la pandemia siguen dañando la economía, esto deja a nuestros ahorros en riesgo constante, entonces: ¿Qué podemos hacer para proteger nuestro dinero?

Claro está que el mero ahorro no es suficiente, por ende, nos toca invertir para protegernos y, también, para generar rentabilidad. La mayoría de las personas cuando tratan de proteger sus ahorros piensan en el dólar, pero la emisión del gobierno de los Estados Unidos en 2020 y 2021 ha sido récord, es decir, también perderíamos poder adquisitivo a lo largo del tiempo si nos quedamos en dólares. Es por ello que vamos a analizar las mejores alternativas para estar seguros.

Inversiones en la Bolsa de Comercio

La bolsa es una de las mejores opciones para sacarle el máximo provecho al aguinaldo. En especial en épocas donde la mayoría de las empresas aún no terminan de recuperarse de los golpes de la pandemia.

La primera alternativa para los perfiles más conservadores puede ser un Fondo Común de Inversión, en el mercado hay muchísimos fondos que se ajustan, no sólo al perfil del inversor, sino, además, a la cantidad de dinero del que se dispone. Hay innumerables alternativas, desde fondos de renta fija hasta alternativas con renta variable donde el riesgo se incrementa un poco.

Merval acciones argentinas.jpg

Por otro lado, también para perfiles más moderados, se encuentran las cauciones bursátiles, al igual que los fondos de inversión ofrecen una buena relación de rentabilidad y riesgo. Las cauciones son una inversión muy similar al plazo fijo, pero dentro de la bolsa de valores, la principal ventaja es la liquidez, ya que pueden realizarse de corto plazo dándonos la posibilidad de generar interés compuesto, es decir, intereses sobre intereses. Este es un aspecto muy importante a considerar, dada la incertidumbre que aún genera la pandemia. La recomendación es procurar inversiones seguras, con una alta liquidez y, de ser posible, vinculadas al dólar.

Si seguimos subiendo un poco más en el nivel de riesgo, están los Cedears. Estos son instrumentos que representan acciones de la bolsa extranjera, pero en los que se puede invertir desde la bolsa local y en pesos. Lo que hace interesante al CEDEAR como una forma para proteger el ahorro, es que, al estar vinculado al tipo de cambio, su valor sube cuando lo hace el dólar. Sin embargo, dado que se comportan como acciones, es importante para el inversor conservador desarrollar estrategias que le permita gestionar los riesgos de la mejor manera posible.

biz pag8-CEDEAR.jpg

Así, conviene entonces diversificar de manera inteligente entre acciones de crecimiento como Intel o Apple; acciones de empresas más sólidas y menos volátiles como Johnson & Johnson y Walmart. Y, por último, acciones como JP Morgan o Mastercard, cuyo comportamiento sea cíclico. Esta combinación permite al ahorrista conservador incrementar el nivel de rentabilidad, sin alejarse demasiado de la zona que su tolerancia al riesgo delimita.

Invertir en otras Bolsas

Por otra parte, para perfiles más arriesgados y aguinaldos suficientemente cuantiosos, está la opción de invertir en acciones fuera de nuestras fronteras, siendo la bolsa norteamericana (Wall Street) la más común. Podemos hacerlo desde un bróker extranjero o desde un bróker local que oficie de puente, desde aquí nos escapamos del riesgo argentino y nuestras posibilidades aumentan considerablemente.

wall street eeuu.jpg

Las opciones de inversión van desde la renta fija en dólares, como por ejemplo bonos corporativos o desarrollos inmobiliarios en los principales países del mundo, o renta variable, como empresas tecnológicas, del sector financiero o de consumo. Es recomendable para los que no quieren asumir mucho riesgo operen por medio de ETFs.

Un ETF es un fondo de inversión que replica el movimiento de algún subyacente, puede ser un índice como el S&P500, un comodity o distintos instrumentos de renta fija o variable. La participación en estos fondos es operada directamente en la bolsa, cotiza como cualquier acción, de esta forma podemos invertir en las mejores empresas Chinas o de Estados Unidos con un único instrumento. También podemos comprar oro o bonos corporativos, son muy amplias las posibilidades, permiten una diversificación muy grande con poco capital y, a diferencia de los fondos comunes, podemos entrar y salir en cualquier momento.

Invertir en otros activos

En última instancia, podemos hacer renta fija con criptomonedas. Las criptomonedas están siendo adoptadas cada día un poco más y, con ello, crecen las distintas opciones de inversión en el mercado. Existen colocaciones de fondos en muchos instrumentos y lo cierto es que estas pueden ser inversiones muy prometedoras. Las Stable Coins son criptomonedas estables con paridad 1 a 1 con el dólar, que permiten inversiones a renta fija por un 8% anual aproximadamente en la mayoría de los exchanges.

(*) Analista técnico de mercados financieros

Dejá tu comentario