China dona equipos a las fuerzas armadas para la emergencia Covid-19

Opiniones

Cascos inteligentes con lectura térmica que detectan la fiebre en tiempo real, además de barbijos y trajes de bioseguridad.

Un nuevo vuelo de Aerolíneas Argentinas procedente de Shangai, China, traerá casi dos toneladas de equipos donados por el gobierno de Xi Jinping para uso de las fuerzas armadas argentinas en la emergencia viral.

Como en envíos anteriores cedidos por la administración china, las cajas están identificadas con la bandera de los dos países y una frase del poema gauchesco Martín Fierro de José Hernández. Se lee: "Los hermanos sean unidos porque esa es la ley primera” en un sticker adherido al embalaje.

El 2 de junio pasado la empresa de bandera anunció 15 vuelos a China para traer insumos sanitarios destinados a combatir el virus corona. La aeronave de la línea de bandera a punto de arribar a Ezeiza trae además de materiales médicos adquiridos por el ministerio de Salud de la Nación, una partida de equipamiento obsequiado, por el Ejército Popular de Liberación de China y la cartera de Defensa a cargo del consejero de Estado y ministro de Defensa Nacional chino, general WeiFenghe., con trajes de bioseguridad, mascarillas, barbijos quirúrgicos y una novedad de tecnología de punta; cascos inteligentes.

El dispositivo, manufacturado por una compañía china, luce como de Robocop, está provisto de dos cámaras que proporcionan imágenes térmicas infrarrojas. Con este accesorio de última tecnología el soldado puede identificar automáticamente en un radio de 5 metros a una persona que tiene fiebre. Se activan alarmas de sonido y luz en el casco cuando dentro de su perímetro se detecta una temperatura corporal por encima de los 37,3 grados centígrados.

Además, en menos de dos minutos puede identificar y registrar la temperatura corporal de más de 100 personas. Es una herramienta esencial para los uniformados que están en la primera línea de contacto en zonas de riesgo, por caso durante la distribución de alimentos en barrios populares o en tareas de apoyo logístico a retenes de las fuerzas de seguridad. Tiene una batería que dura 8 horas, es útil en espacios abiertos donde circula gente, permite detectar en tiempo real a un potencial afectado y prevenir a su vez al operador.

El uso de termómetros infrarrojos de mano sigue siendo el principal método de monitoreo, pero tiene que hacerse uno a uno. Ése sistema personal aumenta el riesgo de contagio en los efectivos desplegados.

La donación de suministros para uso de militares en la pandemia es una política implementada por China que abarcó, en esta etapa, además de Argentina a 19 países, entre ellos: Etiopía, Mozambique, Túnez, Angola, Egipto, Marruecos, Tanzania, República del Congo, República Democrática del Congo, Guinea Ecuatorial, Sierra Leona, Zimbabwe, Zambia, Camerún, Ruanda, Laos, Camboya, Arabia Saudita y Bangladesh.

“El Ejército chino implementará activamente la visión de construir una comunidad con un futuro compartido para la humanidad defendido por el presidente Xi Jinping, y continuará fortaleciendo la cooperación internacional en la prevención y el control de epidemias, a fin de contribuir al mantenimiento de la seguridad sanitaria internacional así como construir la comunidad de salud común para la humanidad”, dice el comunicado oficial.

En el plano militar y derivado de la Asociación Estratégica Integral establecida por los gobiernos de Argentina y de la República Popular China, se firmó un convenio de cooperación en 2014 que facilitó la cesión de un hospital móvil para el Ejército Argentino. Acordada en el año 2015, a fines del 2017 el Ejército lo incorporó a su patrimonio. Esas instalaciones militares de campaña permitieron ahora a la fuerza acrecentar las capacidades de la Sanidad Militar en Campo de Mayo ante la emergencia del virus corona.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario