24 de junio 2023 - 00:00

El turismo en época de elecciones: ¿qué va a pasar?

El sector turístico de Argentina continuará creciendo en su participación del PBI y se prevé que para diciembre el sector haya aportado u$s55.200 millones.

pasaporte.jpg
Freepik

Son muchas las aristas desde las que se puede abordar la temática del turismo en épocas eleccionarias, o mejor dicho, qué lugar le dan los candidatos a uno de los sectores más pujantes y de mayor futuro en un país que necesita crecer. Es interesante ver cómo, incluso en pleno apogeo del sector, y con las virtudes que la dinámica misma de la actividad tiene, el turismo es solo un punto más dentro del listado de las propuestas electorales, lo que debe generar una alarma para quienes estamos en el sector y creemos que tenemos mucho para contribuir a la mejora del país.

Los números del sector son contundentes: según publica Daily travelling news, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) en su informe anual de impacto económico de 2023, el sector turístico de Argentina continuará creciendo en su participación del PBI, y se prevé que para diciembre el sector haya aportado u$s55.200 millones, marcando una clara recuperación.

A esto se suma que para comienzo del año próximo se habrán consolidado 1,5 millones de puestos de trabajo, casi igualando los niveles de 2019, lo que representa 11% del total de empleos activos del país.

En 2022, la contribución del sector de Viajes y Turismo de Argentina representó el 8% de la economía nacional. La WTTC, a través de su CEO avizora que "En los próximos 10 años, el sector generará 500 mil nuevos empleos en Argentina, representando uno de cada siete puestos de trabajo en el país.” y el aporte al PBI rondará el 14%.

Sin embargo, apenas unos pocos candidatos a intendente de destinos turísticos, han abrazado con fuerza la bandera del sector. Tal vez haya un gran desconocimiento del potencial del turismo, quizás debemos redoblar nuestros esfuerzos para que el tema esté en agenda como es debido, y de ahí se desprendan planes de trabajo serios, contundentes y de largo plazo por parte de quienes proponen gobernar la Argentina, ya que hablar de turismo es hablar de un modelo económico y de país.

Pensar en turismo no es solamente armar la agenda de feriados largos y el pre viaje, es mucho más que eso. Y en el marco de esta crisis en la que vivimos es uno de los salvavidas que debemos considerar, no solo por su capacidad de movilidad interna, sino por ser un aportante real de divisas al país y por la gran capacidad de generar empleo, contribuyendo así al rearmado del tejido social. Varias décadas atrás Europa apostó al turismo y eso les permitió crecer y salir de la crisis. Un claro ejemplo de ello ha sido España.

Esta temporada de invierno será nuevamente récord, sobre todo en los centros de ski. Un fenómeno parecido sucede con el auge del sector gastronómico, tal como menciona un artículo del NY Times, sobre Buenos Aires y el éxito de los restaurantes, aún en plena crisis. El boom de estas industrias, no es extraño ya que el poco dinero extra se destina a satisfacer deseos de corto plazo y disfrutar experiencias. Pero eso no es algo banal y superfluo, eso genera, trabajo, inversión, flujo de dinero, y crecimiento aun en uno de los momentos más complicados del país. Entonces, después de tanto machacar y con tantos ejemplos claros, resulta frustrante, que los candidatos de estas elecciones sigan sin comprender que el turismo no es sólo llenar las plazas hoteleras con promociones internas.

El turismo es la posibilidad de crecer, de formar, de contener en sus lugares de origen a muchos jóvenes que no les queda otra que salir a buscar trabajo de baja calidad en las grandes urbes. Apostar al turismo es una decisión de todos los argentinos, que nos hace más federales, y potencia las economías regionales. Exigir un debate profundo es una obligación.

Son muchísimos los referentes del sector que trabajan incansablemente por mejorar servicios, conectividad, infraestructura, potenciar la marca país, etc, para alcanzar ese fantástico producto que es nuestro país. Sólo nos falta que los argentinos sepan que si este sector crece, mejora la calidad de vida de todo el conjunto de la sociedad.

Consultor en Hospitalidad y Management Hotelero.

Dejá tu comentario

Te puede interesar