17 de marzo 2021 - 00:00

¿Es realmente la diversificación la mejor manera de invertir?

Dicen que es la "regla de oro" para todo inversor. Incluso muchos creen que garantiza el éxito financiero a largo plazo. Sin embargo, las grandes fortunas no se construyeron bajo esta premisa. Te cuento por qué.

acciones mercados bolsas
Pixabay

La idea de la diversificación comienza a tomar fuerza desde antaño, con el Teorema de Markowitz. Este es, quizás, el eje central de las finanzas y el punto de partida de cualquier inversor. Tiene su lógica. Este modelo permite determinar un portafolio eficiente, seleccionando las acciones correctas para disminuir el riesgo al máximo en función de un nivel dado de rentabilidad.

Más de 200 años de historia financiera demuestran que tener una cartera diversificada de acciones brinda la mayor probabilidad de alcanzar nuestros objetivos financieros a largo plazo. Todo lo que requiere un inversor es una asignación de activos sensata y equilibrada.

De hecho, los mercados se fueron adaptando a esta premisa. La diversificación, efectivamente, permite al inversor alcanzar sus objetivos financieros más importantes de una manera simple, con baja volatilidad y costos prácticamente invisibles.

A pesar de todo esto, siempre he cuestionado que este sea el enfoque correcto para todos los casos. Y es que no todos los inversores se conforman con el rendimiento promedio que les proporciona el mercado. Invertir de esta manera puede no ser divertido, no es emocionante y requiere de un capital financiero del que no todos disponemos.

Inversiones arriesgadas Inversores Status quo.jpg Gentileza: Unep.fr

En esa línea, existe un enfoque que permite obtener resultados más rápidos que con una estrategia de diversificación y es ideal para aquellos inversores que no cuentan con un gran capital para entrar en el mercado.

3 tipos de acciones para vencer al mercado

Si piensas que no cuentas con el capital suficiente como para armar una cartera bien diversificada o que no comenzaste a invertir lo suficientemente pronto, esta alternativa puede ser lo que estás buscando.

Nos referimos a una estrategia enfocada en una cartera bien concentrada en activos cuidadosamente seleccionados. Puede que te sorprenda, pero muchos inversores exitosos han hecho sus fortunas a partir de estrategias financieras de concentración y no de diversificación.

Warren Buffett, por ejemplo, cuenta con más de 50 años superando los rendimientos del mercado con la empresa que fundó y dirige, Berkshire Hathaway (BRK-B). Esto no habría sucedido si Buffett hubiese invertido en cientos de acciones al mismo tiempo. Nadie puede elegir tantos activos ganadores.

De la misma manera, Jeff Bezos y Bill Gates no son los dos hombres más adinerados del mundo por haber decidido ampliar la apuesta más allá de Amazon (AMZN) y Microsoft (MSFT).

Entonces, para obtener retornos significativos pensando tanto en el corto como en el largo plazo sin importar lo que suceda en el mercado, debes invertir en acciones de las que puedas sacar algún tipo de ventaja.

¿Cuáles son esas acciones?

En mi experiencia, éstas pueden pertenecer a tres categorías en particular.

# 1 - Acciones de valor

Cuando hablamos de acciones de valor, nos referimos a aquellos activos que se encuentran subvaluados, en función de un análisis fundamental que evidencia el valor intrínseco de estos instrumentos y, por ende, su alto potencial a mediano y largo plazo.

Es el enfoque clásico de Warren Buffett, uno de los más grandes inversores de todos los tiempos. Él suele poner énfasis en tres fundamentos clave para seleccionar acciones de valor con alto potencial de ganancias:

  • Liquidez.
  • Compromiso con los accionistas.
  • Atractivo con respecto a sus pares.

Liquidez

Cuando estés evaluando una empresa en busca de una inversión de valor, lo primero que debes revisar es su flexibilidad financiera.

Merval Byma_fuchila 09.jpg

Es necesario monitorear permanentemente la liquidez de una firma, ya que esto es lo que le permitirá tener una flexibilidad importante si las condiciones globales cambian drásticamente o su negocio se ve afectado de alguna manera.

El otro aspecto que es útil mirar con detenimiento en este sentido, es el nivel de deuda que tiene una empresa.

Compromiso con el accionista

Como inversor, debes buscar que las empresas en las que inviertes a largo plazo estén comprometidas con el accionista.La primera de las cuestiones a analizar en este sentido es quiénes son los principales tenedores del capital de la empresa bajo análisis.

Si los máximos accionistas son los dueños fundadores de la empresa o inversores institucionales que invierten a larguísimo plazo, entonces es una muy buena noticia. Eso quiere decir que hay mucho valor en la compañía aún.

Pero también hay dos elementos a valorar en una empresa que realmente quiere fidelizar a sus accionistas. Estos son:

  • Política de distribución de dividendos sustentable, creciente y transparente.
  • Recompra de acciones propias por parte de la empresa.

El primer punto otorga una fuente de ingreso interesante al accionista, al margen de la suba o no del precio de la acción. Se necesita que sea sustentable en el tiempo y no algo esporádico, de allí que el monto distribuido por acción debe estar alineado con la generación de recursos proveniente de las actividades ordinarias de la compañía.

El segundo aspecto lo que hace es trabajar sobre la fuente de ingresos al accionista, que tiene que ver con la cotización del papel. Recomprar acciones propias implica poner un piso al precio de la acción, al tiempo que es una señal muy contundente para el mercado respecto del potencial de la empresa.

Atractivo con respecto a sus pares

Este aspecto consiste en comparar la actividad de la empresa bajo análisis con su competencia, así como su estado financiero, con el propósito de evaluar su posición dentro de la industria y en el mercado.

# 2 - Activos tecnológicos de alto crecimiento

Esta categoría de activos se refiere a un conjunto de compañías que lidera el mercado en innovación, crecimiento de las ventas y ganancias trimestrales. Apple (NASDAQ: AAPL) y Amazon (NASDAQ: AMZN) son buenos ejemplos.

Los precios de estas acciones generalmente impulsan el alza del mercado en general por la gran ponderación con la que cuentan dentro de los índices. También se les conoce como acciones de momentum, en vista de que en un momento dado presentan un claro avance en su precio, y cuentan con potencial de registrar un alza sostenida a futuro.

# 3 - Acciones que los inversores institucionales compran

Los institucionales y los directores de las compañías tienen acceso a todo tipo de información confidencial a la que el público en general no puede acceder. Eso les permite saber antes que nadie sobre las perspectivas futuras de sus negocios. Estas personas conocen los nuevos productos y los servicios en desarrollo. Están al tanto de la dirección de las ventas y saben si la compañía ha ganado o perdido clientes importantes.

acciones mercados Pixabay

En resumen, tienen una ventaja. Saben todo tipo de cosas que los que miran de afuera jamás podrían saber. Existe una gran cantidad de estudios que demuestran cómo las personas con información privilegiada superan frecuentemente los rendimientos del mercado, con sus propias inversiones.

Entonces, si sigues el comportamiento de los grandes actores del mercado y sus jugadas, puedes identificar los segmentos o empresas en donde están viendo más potencial y replicar este comportamiento para armar tu cartera.

Si armas posiciones de inversión en acciones de valor, tecnológicas y aquellas que no pueden faltar en la cartera de los inversores institucionales, contarás con una estrategia de concentración de activos capaz de darte rendimientos constantes en cualquier escenario financiero.

(*) Ejecutivo en finanzas y mercados de capitales

Dejá tu comentario

Te puede interesar