Día Nacional de la Lucha contra la Obesidad y la iniciativa del etiquetado frontal

Opiniones

En Argentina 6 de cada 10 personas presentan exceso de peso, de los cuales mas del 30% tienen obesidad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en el 2016 indica que más de 1.900 millos de adultos tenían sobrepeso y más de 650 millones eran obesos, además de que cada año mueren como mínimo 2,8 millones de personas a causa de la obesidad y el sobrepeso. Esto se debe a que es un trastorno metabólico multifactorial, caracterizado por un exceso de grasa corporal, en especial de la grasa visceral la cual es considerada un factor de riesgo primario para el desarrollo de enfermedades cardiovasculares (enfermedades coronarias, hipertensión arterial) y diabetes, que ocupan los primeros lugares en morbimortalidad a nivel mundial.

Esta enfermedad actualmente afecta a países de altos, medianos y bajos ingreso en todo el mundo, por lo que hay que reconocer que estamos frente a una auténtica pandemia de tipo no infecciosa, es decir que no es contagiosa, pero que se ha comprobado que tiene un carácter hereditario. Es por esto que es de suma importancia incorporar información nutricional en los alimentos procesados, que permitan al consumidor identificar con facilidad aquellos alimentos con alto contenido o excesivo de nutrientes como grasas saturadas, azucares, sodio y a la vez informar si contienen o no edulcorantes. Esta información deberá ser diseñada para que todos los miembros de una familia puedan comprender con facilidad, simplificando la complejidad del valor energético nutricional de cada alimento así como el contenido en porcentaje de sus ingredientes, esto genera un verdadero acceso universal a la información nutricional.

Actualmente en Argentina, en la reunión 137° de la Comisión Nacional de Alimentos se analiza la propuesta conocida como etiquetado frontal, el cual es una etiqueta de advertencia de forma gráfica que llamará la atención al consumidor acerca del contenido excesivo de los nutrientes mencionados.

Esta iniciativa tiene como objetivo reducir la prevalencia del sobrepeso y obesidad, y a su vez disminuir la incidencia de enfermedades cardiovasculares y metabólicas que pueden desencadenarse a partir de la obesidad. Esto permitirá generar mayor conciencia de la población en su alimentación diría, cambiando patrones alimentarios poco saludables, así como también concientizar a la industria a generar productos procesados saludables.

Si bien esto puede generar un impacto económico negativo en la industria alimenticia, debemos considerar el interés superior para la sociedad, fomentando alimentos de mejor calidad nutricional para que prime el bien colectivo, y evitar que niños y adolescentes lleguen a desarrollar enfermedades como la obesidad, la cual depende los disparadores externos como la alimentación. Si bien esta no es toda la solución, es de suma importancia para poder combatir esta enfermedad ya que permitirá a la sociedad volverse un ente activo en la lucha de esta enfermedad de origen multifactorial con afectación psicoemocional, física y metabólica.

De esta manera el personal sanitario podrá realizar con mayor facilidad un tratamiento integral de la enfermedad, así como una adecuada prevención de la misma, fomentando hábitos saludables que incluyan alimentación equilibrada, actividad física regular y un control adecuado de comorbilidades existentes, a su vez enfatizar la necesidad de crear conciencia familiar dando siempre un adecuado ejemplo los más pequeños.

Que mejor momento para hablar de este tema ya que en Argentina desde el 2017 a través del decreto 330/2017 publicado en el Boletín Oficial, se establece el tercer miércoles del mes de octubre como el “Día Nacional de Lucha contra la Obesidad”.

La iniciativa busca recordar la importancia que tiene como problemática de salud pública, teniendo en consideración que 6 de cada 10 argentinos presentan exceso de peso (60% de la población), de los cuales mas del 30% tienen obesidad y a su vez recordar el factor de riesgo que implica padecer esta enfermedad en la actual pandemia, ya que los pacientes que presenten un IMC igual o superior a 35 kg/m2 (Obesidad Grado I, II y III) se los considera como grupo de riesgo, siendo más propensos a presentar complicaciones más graves al contraer la infección por COVID-19.

Es por esto que debemos, conmemorar el “Día Nacional de Lucha contra la Obesidad” generando conciencia colectiva sobre la gravedad de esta enfermedad, apoyando iniciativas públicas que ayuden a disminuir la prevalencia de esta enfermedad como es el caso del etiquetado frontal, además de dejar de ver a esta enfermedad como un “condición” y darle la importancia que se merece, realizando un tratamiento multidisciplinario, con acompañamiento médico, nutricional y psicológico.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario