Arranca el juicio oral por las coimas en el Senado

Política

El juicio oral por el supuesto pago de sobornos en el Senado para la aprobación de una ley de flexibilización laboral en el año 2000, durante el mandato del expresidente Fernando De La Rúa, comenzará este martes en un proceso judicial que se estima durará unos cinco meses y donde se prevé escuchar a más de 300 testigos.

De La Rúa será juzgado junto a su ex ministro de Trabajo, Mario Flamarique, y el entonces titular de la SIDE Fernando de Santibañes, entre otros exfuncionarios, acusados de pagar sobornos por cinco millones de pesos a senadores peronistas a cambio de la aprobación de una ley de reforma laboral.

También estarán en el banquillo de los acusados el "arrepentido" Mario Pontaquarto, entonces secretario parlamentario; y los exlegisladores Alberto Máximo Tell, Augusto José María Alasino, Remo José Constanzo, y Ricardo Alberto Branda.

Todos están imputados por el delito de cohecho y será la primera vez que De la Rúa afronte un juicio tras su renuncia a la Presidencia en diciembre de 2001, ya que en otra causa en la que era investigado por la brutal represión de diciembre de ese año está desvinculado.

El juicio arrancará el próximo martes a las 14:00 y estará a cargo del Tribunal Oral Federal N° 3, integrado por los jueces Gerardo Larrambebere, Miguel Pons y Guillermo Gordo.

Las audiencias tendrán lugar los días martes, miércoles y viernes en los tribunales de Comodoro Py.

"Tengo el dolor de llegar como expresidente acusado a un juicio, pero con una actitud de colaborar con el proceso, para afianzar la justicia, de modo de demostrar la falsedad de las acusaciones basadas en la mentira y la contradicción", dijo De La Rúa.

El exmandatario afirmó: "No hay ninguna posibilidad de que haya sido cierto el pago de coimas. Es un absurdo que se ha instalado".

La principal evidencia es la confesión de Pontaquarto, que admitió que retiró fondos de la SIDE para pagar coimas a legisladores.

En el transcurso del juicio, que será alrededor de cinco meses, se prevé escuchar a más de 300 testigos, entre ellos el entonces exvicepresidente Carlos "Chacho" Álvarez, el dirigente gremial Armando Cavalieri, y el ex jefe de Gabinete Rodolfo Terragno, entre muchos otros.

También testificarán la presidente Cristina de Kirchner, el exmandatario Carlos Menen y el secretario general de la CGT Hugo Moyano.

El líder del sindicato de Camioneros fue unos de los primeros en hablar del supuesto pago de coimas en el Senado, al revelar que el por entonces ministro de Trabajo Flamarique dijo durante una cena con gremialistas que "para los senadores tengo la Banelco".

Dejá tu comentario