Kicillof: "Si no hubiéramos aplicado restricciones tendríamos todo detonado"

Política

El gobernador bonaerense valoró las medidas que ordenó el Gobierno nacional para contener el aumento de casos de Covid-19. "No voy a soportar los muertos por capricho", arremetió en clara crítica hacia la oposición.

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, destacó la importancia de las restricciones aplicadas por el presidente Alberto Fernández al señalar que las medidas lograron contener la velocidad de reproducción de casos de Covid-19. “Si no hubiéramos aplicado restricciones tendríamos todo detonado”, manifestó.

Con la curva de contagios controlada pero aún en una meseta elevada de casos, el gobernador valoró la aplicación de las prohibiciones implementadas por el Gobierno nacional ya que permitió frenar el crecimiento de positivos de Covid-19. "En un mes habíamos pasado de 3 mil casos a 12 mil casos. El próximo paso era 24 mil casos. Con un 2% de mortalidad implicaba un nivel inmenso. Intolerable. Una vez que el sistema pierde la posibilidad de recibir pacientes, la mortalidad escala a niveles inmensos", dijo en diálogo con el programa "Hagan algo" de C5N.

Al llegar a los 12 mil casos, comenzaron a aplicarse las medidas "y al cabo de una semana de restricciones, se estancó", explicó. "Esta semana comenzó a bajar, poco", dijo.

"Te puedo decir que estoy conforme. Se hizo un esfuerzo y dio resultado. Cuando dije que se venía un tsunami, algunos escribían notas que pedían no tomar restricciones. Si no hubiéramos aplicado restricciones tendríamos todo detonado", disparó contra la oposición encarnada en Juntos por el Cambio, quienes criticaron la disposición nacional por limitar las libertades individuales.

Respecto a la judicialización del DNU por parte de la Ciudad de Buenos Aires, debido a la suspensión de las clases presenciales, Kicillof cuestionó que se desoiga una disposición de tal magnitud. "Un DNU equivale a una ley y en la Provincia cumplimos la ley", remarcó, en clara alusión al incumplimiento del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta.

"Es doloroso, caro, complejo, genera angustia. Soy padre y entiendo la presencialidad, pero no voy a soportar los muertos por capricho", insistió el mandatario provincial y agregó: "El presidente tomó una decisión y la voy a aceptar. Hay que ser lo más prudente posible. Del otro lado en los hospitales están los muertos".

A su vez, expresó la importancia de la educación y dijo estar "ansioso por poder volver a la presencialidad" pero enfatizó que "la interrupción es de la presencialidad y no de las clases". "No ignoramos el costo. Le agradecemos a las familias, a maestros y maestras el esfuerzo. Deploramos que no haya notebooks porque los cuatro años antes se discontinuo el programa", disparó contra el gobierno del expresidente Mauricio Macri, cuando se dejó de implementar el programa Conectar Igualdad.

Ante la consulta sobre cuándo se producirá el retorno a las aulas, explicó que "dependerá de los casos" aunque destacó que debido a las últimas medidas "en la Provincia los grupos etarios vinculados a la escuela tuvieron una reducción de casos". "Vemos un resultado", dijo, aunque evitó precisar fechas debido a la imprevisibilidad que genera la pandemia.

Dejá tu comentario