Denuncia conjunta a Macri por el contrabando de armas enviadas a Bolivia

Política

También Bullrich, Faurie y Aguad junto a la cúpula de la Aduana y de Gendarmería que simuló haber utilizado en "entrenamientos" el arsenal.

El Poder Ejecutivo, en una denuncia conjunta que involucró a Martín Soria -ministro de Justicia-, Sabina Frederic -Ministra de Seguridad- y Mercedes Marcó del Pont -titular de la AFIP- dio un paso más en el affaire por el envío de material bélico a Bolivia. Hizo una presentación por contrabando agravado que encabeza Mauricio Macri pero que involucra a varios ministerios, a Patricia Bullrich, al exembajador Normando Álvarez García, al extitular de Aduana Diego Dávila y a toda la cúpula de la Gendarmería Nacional, luego de que Ámbito revelara en su edición de ayer las notas internas y las que involucraban a la ANMAC pero también al simulacro de baja del inventario de esa fuerza de seguridad de las 70 mil cartuchos 12,70 mm A/T que se presume fueron descargados en La Paz y tuvieron como destino las fuerzas represivas durante el golpe de Estado a Evo Morales.

p12-copy bolivia.jpg

Oscar Aguad, exDefensa, Jorge Faurie, Eugenio Cozzi, Gerardo José Otero (Director de GNA), Rubén Carlos Yavorski (quien solicitó la autorización de salida del material controlado) y Carlos Miguel Recalde (exdirector de Operaciones de la Gendarmería y hoy ascendido a Comandante de la Región IV de Tucumán) fueron incluídos en la ristra de nombres sobre quienes participaron del envío y de su posterior encubrimiento para sacar el material del país en noviembre de 2019 simulando una salida temporaria convirtiéndose en una exportación de armamento. El dilema que se plantea es técnico: para denunciar contrabando agravado es preciso que se incluya a los funcionarios aduaneros involucrados. Sus datos constan en el turno indicado de salida del avión Hércules C-130 de la base El Palomar el 12 de noviembre de 2019. No alcanza con mencionar a Dávila. La denuncia todavía no tiene juez asignado por haber sido ingresada luego del horario judicial Será sorteada hoy.

“El hecho delictivo consistió en el envío irregular de armamento y municiones a Bolivia, a través de una adulteración en las cantidades y destinaciones declarados en las distintas instancias de control y, en particular, ante el servicio aduanero”, afirmaron los funcionarios nacionales en su presentación. En base a la información recolectada hasta el momento, “se observa la posible comisión de los delitos de contrabando agravado por la cantidad de personas involucradas, por la calidad de funcionarios públicos, por la participación de un funcionario del servicio aduanero, y por tratarse de armas y municiones de guerra, en concurso con los delitos de malversación de caudales públicos, abuso de autoridad y los delitos que comprometen la paz y la dignidad de la Nación previstos en los artículos 219 y 220 del Código Penal de la Nación”, se indicó en la denuncia. .

El material bélico puesto a disposición de la dictadura boliviana habría consistido en, por lo menos: 40.000 cartuchos AT 12/70; 18 gases lacrimógeno en spray MK-9; 05 gases lacrimógeno en spray MK-4; 50 granadas de gas CN; 10 granadas de gas CS; 52 granadas de gas HC, según denuncias públicas de las autoridades bolivianas. Según el escrito, el objetivo del envío fue “poner ese material represivo a disposición de la dictadura que recién había tomado el poder en el vecino país, encabezada por Jeanine Áñez, tras el golpe de estado realizado por las fuerzas armadas bolivianas contra el gobierno constitucional de Evo Morales”. Un dato que pudo constatar Ámbito: el grupo “Alacrán” salió del país dos días antes de que Bullrich firme el 15 de noviembre la resolución que autorizaba precisamente el operativo con el objetivo de resguardar a Álvarez García, su personal y las personas refugiadas en la embajada. Teóricamente, el material bélico ya había sido descargado 48 horas antes.

La denuncia y sus derivaciones, por el momento no involucran a Germán Garvano, superior de Cozzi, de quien dependía la Agencia de Materiales Controlados. Pero de hecho, la lupa se posa sobre el segundo de Álvarez García en Bolivia, Diego Alonso Garcés, hoy destinado a Italia. ¿Los agregados militares tenían información? Argentina tienen en su poder la recepción por parte del capitán de fragate Roberto Ariel Gestos por parte de la Mision Naval Argentina en Bolivia. En las relaciones exteriores también se involucran en la cadena de mando y conocimiento de un hecho de estas características las eventuales responsabilidades del Director de Inteligencia Estratégica Militar, el Secretario de Relaciones Internacionales, el Agregado Militar y el Jefe del Estado Mayor Conjunto del que depende ese agregado militar. Ese rol es clave porque tendría que haber estado presente en el aeropuerto de La Paz donde aterrizó el Hércules con los “Alacranes” y la carga que luego se denunció como utilizada durante entrenamientos para quitarla del inventario de Gendarmería.

Dejá tu comentario