Capital: defiende Telerman Presupuesto con déficit

Política

El ministro de Hacienda porteño, Guillermo Nielsen, tendrá mañana una reunión clave con la Comisión de Presupuesto de la Legislatura de la Ciudad, tras haber presentado, la semana pasada, el plan de gastos para el año próximo. Las cuentas arrojan un déficit superior a $ 1.000 millones y a la vez Jorge Telerman demanda un endeudamiento de $ 661 millones, que se utilizarían para obra pública.

Desde la presentación, los legisladores del macrismo y del kirchnerismo rechazaron que la Capital Federal tome deuda y tenga déficit. También se sumó el ARI.

Pero además, durante la semana pasada los legisladores porteños comenzaron a analizar el Presupuesto en detalle y no encontraron con que falta el desgloce de los gastos para saber exactamente en qué se utilizarán los cerca de $ 10.000 millones que piensa tener el Gobierno porteño en 2007.

Precisamente, la comisión que preside el kirchnerista Juan Manuel Olmos le quiere pedir al ministro, mañana, que adapte el plan de gastos al modelo que viene utilizando la Ciudad, pero, por otra parte, creen, en una primera mirada, que el proyecto de ley que envió

Telerman no estaría en sintonía con la Ley 70 de administración financiera de la Ciudad y se chocaría con la norma nacional de responsabilidad fiscal.

Pero lo más importante para Nielsen será sondear allí el clima que hay entre las bancadas para el tratamiento de la principal ley que requiere Telerman que le voten.

Sabe Nielsen que su carrera porteña se vería dañada si fracasa en ese objetivo. Aunque en principio los diputados rechazan el endeudamiento, estarían dispuestos a ver cómo cerrarían las cuentas para evitar el déficit que plantea el ministro, quien se queja de la gran partida que debe destinar a los sueldos de la administración pública, que han sido incrementados este año, cuando también la Legislatura le concedió al Gobierno de la Ciudad una ampliación presupuestaria de $ 800 millones.

Por otro lado, los legisladores tienen anotado que en el Banco Ciudad de Buenos Aires hay un fondo especial de u$s 105 millones y 28 millones de euros que dejó la anterior gestión, de Aníbal Ibarra, que estaría destinado a hacer frente al pago de los bonos Tango cuyos vencimientos caen el año próximo. Pero además hay fondos de partidas que no se utilizaron que superarían los $ 600 millones. Algunos creen que con esas partidas podrían compensarse gastos, pero reclaman que el ministro especifique en el proyecto de ley en forma desglosada los programas de cada ministerio.

Después de la reunión de mañana, y una vez que los diputados obtengan el reenvío de la ley de gastos como lo pretenden, comenzará el próximo 17 de octubre la tradicional ronda de consultas entre los legisladores y los funcionarios. Ese día concurrirá nuevamente Nielsen y volverá el 4 de noviembre, una vez que cada uno de los ministros haya ido a la Comisión a dar explicaciones de sus planes para 2007.

Al menos la idea inicial es que la aprobación del Presupuesto se realice a fines de noviembre y no llevarla, como en otros ejercicios, hasta casi fin de año para consideración en el recinto legislativo, al tiempo que buscarán, como lo vienen predicando, el equilibrio en las cuentas para poder sancionar el proyecto.

La norma llega cuando la prematura campaña electoral en la Capital Federal comienza a tomar temperatura, especialmente entre Telerman y el kirchnerismo del ala de Alberto Fernández, que es mayoría en el recinto; pero también los macristas, más moderados desde la destitución de Ibarra, comienzan a diferenciarse de Telerman. Sin los votos de esas bancadas, sumados a los de ARI (el legislador Alejandro Rabinovich, que integra la comisión, anticipó el veto al endeudamiento), la ley tal cual fue enviada no sería aprobada.

Dejá tu comentario