Capital: municipales reclaman 30%

Política

Jorge Telerman comenzó ya a padecer las peticiones de los empleados municipales que le reclaman, a modo de presentación, un aumento del orden de 30% en sus ingresos. Pero, además de algo tan esperado como reclamos de aumentos de salarios a nuevos mandatarios, en la Capital Federal, el heredero de Aníbal Ibarra debe enfrentarse a las dos porciones a las cuales reporta el abultado plantel de empleados del distrito (120.000).

Por un lado, la semana pasada, Telerman recibió a una delegación de ATE Capital, entre quienes estuvieron Claudio Lozano y el secretario general del gremio, Leopoldo González.

No sólo le hablaron de la « recomposición» de 30%, sino que ese gremio se ve raleado en su representación a la hora de paritarias. Es que ATE conserva agremiados en los organismos nacionales que fueron traspasados a la Capital, como los hospitales públicos y también en el Teatro Colón y otras dependencias artísticas. Quieren que Telerman, más allá de la mejora de bolsillo, los considere en ese sentido y le pidieron también que efectivice cientos de nombramientos que están en curso de personal administrativo y de enfermería, lo que por cierto ha comenzando a devaluar la atención en los nosocomios.

  • Obra social

    En cambio, el martes, otra delegación gremial encabezada por Patricio Datarmini, se reunió con parte del equipo de Hacienda a cargo de Guillermo Nielsen. También, en sintonía, con las quejas de los agremiados quieren 30% más. Son los representantes de Sutecba, el más poderoso sector municipal, que por caso tiene la presidencia de la Obra Social (OSBA) donde aparentemente Telerman quiere renovar a los representantes del ejecutivo en ese directorio.

    Por ahora, fueron, dicen, reuniones de presentación ante el nuevo gobierno a cargo tras la destitución de Aníbal Ibarra el 7 de marzo pasado.

    Ayer, ATE se plegó al paro dispuesto por una jornada de protesta de la CTA (ver nota aparte), pero aún no amenazan con frenar la gestión porteña porque, Telerman supo prometerles estudiar el reclamo.
  • Dejá tu comentario