Mensaje de Alberto para Macri y el FMI: "Mi urgencia son los que no tienen casa"

Política

Cuestionó al expresidente y al organismo internacional por el endeudamiento de u$s45.000 millones en la gestión Cambiemos. "Hay responsabilidad por todos lados", advirtió durante un acto en Casa Rosada.

Ya en modo campaña, Alberto Fernández volvió a polarizar con Mauricio Macri durante un acto de entrega de viviendas junto a Jorge Ferraresi, Héctor Daer (CGT) y Daniel Catalano (CTA) en el Museo del Bicentenario en Casa Rosada. “Con la mitad de lo que deberíamos pagarle el año que viene al Fondo (Monetario Internacional) podemos construir 260.000 viviendas”, lanzó el Presidente de cara al viaje que realizará la semana próxima Martín Guzmán a Washington para reunirse con la directora Gerente del organismo, Kristalina Georgieva

“Cuando me apuran a renegociar con el Fondo, yo digo: mi urgencia son los que no tienen casa, son los que no tienen trabajo y los que han caído en el pozo de la pobreza. Esa es mi mayor urgencia, no acordar con los acreedores”, advirtió. “Porque prestarle semejante cantidad de plata a un país que estaba en default y a pagar en tres años, hay responsabilidad por todos lados”, continuó Alberto en un nuevo cuestionamiento a Macri pero también al FMI por la presunta violación de su propia carta orgánica. De esta forma, el mandatario hizo referencia al préstamo otorgado por el Fondo Monetario Internacional a la gestión macrista por 45.000 millones de dólares, a raíz de la cual el Ejecutivo negocia ahora con el organismo un nuevo programa de financiamiento para la reprogramación de los vencimientos.

“Cuando Ferraresi llegó al Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat, vino con un plan a tres años para construir 260 mil viviendas, que cuesta 10 mil millones de dólares, es decir, la cuarta parte de la deuda que otros tomaron irresponsablemente en un año con el FMI”, apuntó el mandatario en relación al endeudamiento de la gestión de Cambiemos.

Al respecto, el Presidente enfatizó que “todos deben entender la gravedad y la irresponsabilidad de la decisión que han tomado otros, y los costos sociales que generó” ya que se trató de “dinero que está destinado a salir del país y a postergar el futuro de los argentinos”. “Uno sentía tanta impotencia por ver casas maravillosas que habían quedado construidas en 2015 que, por razones de miserabilidad política, no fueron entregadas a la gente que lo necesitaba”, criticó.

Las 1.200 viviendas del programa “Procrear II Cogestión Local con Sindicatos” se destinarán a la Ciudad de Buenos Aires y los municipios de Ezeiza, La Matanza, San Miguel, San Nicolás, Lincoln, Bahía Blanca y Tandil, según se precisó. Esta iniciativa busca facilitar el acceso a la vivienda promoviendo la participación activa de los sindicatos en su asignación, teniendo en cuenta la disponibilidad de los Desarrollos Urbanísticos del programa En el convenio “han entrado todos los gremios para posibilitar viviendas a los trabajadores”, ya que “darle una casa a una familia es dar tranquilidad, que no se la doy yo porque la han pagado y se ocupan de cumplir sus compromisos: ellos hacen un esfuerzo y el Estado también, algo que me gratifica y reconforta”, destacó Fernández.

“Eso le da sentido a nuestra actividad política y a la gestión de gobierno”, concluyó el jefe de Estado, tras resaltar que “todos nos comprometemos en esto y los gremios participan”. Participaron también el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza. “Un Estado presente transforma las demandas sociales en derechos, por eso con la CGT y la CTA asignamos 1.200 viviendas a trabajadores en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires”, tuiteó Cafiero luego del acto. El Presidente dijo que su gobierno está “empeñado en cumplir con la meta de construir las 260.000 viviendas en todo el país en tres años”. “Lo que siempre busco es que cada argentino pueda encontrar su modo de progresa en el mismo lugar donde nació, que no tenga necesidad de emigrar sino que allí pueda vivir feliz. Ese es el país que le debemos a nuestros hijos”, dijo el mandatario acompañado por Ferraresi; el intendente de La Matanza, Fernando Espinoza; y los secretarios generales de la CGT, Daer, y de la CTA, Hugo Yasky.

Ferraresi aseguró que “la vivienda es un derecho social y cada trabajador tiene que tener su casa propia”. El Ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat señaló: “Hoy se empieza a dar la vuelta de página del problema de vivienda para los trabajadores en una Argentina en la que era imposible soñar con esa oportunidad de la casa propia”.

“La vivienda es un derecho social y cada trabajador tiene que tener su casa propia", sentenció el ministro que recordó los barrios para los trabajadores de diferentes rubros construidos durante la gestión de Juan Domingo Perón a mitad del siglo XX. En ese sentido, Ferraresi manifestó que "en la reconstrucción de la Argentina, venimos a poner el derecho a la vivienda como una política de estado", y remarcó: "Trabajamos en beneficio de la igualdad y el ascenso social para que cada trabajador tenga su propia vivienda". Al destacar la firma del convenio con los sindicatos, sostuvo que "en función de la organización del trabajo, nadie mejor que los sindicatos para saber cuál es la necesidad de vivienda de sus trabajadores". "Hoy entregamos 1.200 viviendas para los trabajadores que habían quedado olvidadas en 2015, en el primer Procrear", señaló en crítica a la política de vivienda del gobierno anterior.

Dejá tu comentario