Provincias activan "botón rojo" ante situación crítica por covid

Ambito Nacional

La situación en cerca de una decena de distritos es tan dramática como la que se vive en la zona del AMBA. Llegan equipos epidemiológicos nacionales a Río Gallegos ante desborde de casos.

El recrudecimiento de los contagios en provincias donde la curva de casos parecía estabilizada frente al pico del AMBA obligó al regreso a las etapas más estrictas de la cuarentena.

En Mendoza, el gobierno del radical Rodolfo Suarez analizaba la vuelta a la Fase 1, tal como debieron hacerlo el viernes Santa Fe y San Luis, frente al alto número de casos positivos de los últimos días.

Mendoza se encuentra en un escenario donde el 50% de los testeos resulta en casos positivos y elevó a más de 10 mil el número de infectados.

En Santa Fe se registró ayer la primera víctima fatal del sector de la salud, Mientras que dos conocidos locales nocturnos de la ciudad de Reconquista fueron clausurados el fin de semana por infringir el distanciamiento social dispuesto para contener contagios de coronavirus, y una decena de personas fueron detenidas por participar de una fiesta clandestina en un bar de la ciudad de Santa Fe. Además, en la capital de la provincia hubo ayer a la madrugada un operativo de inspectores y policías que permitió desarticular cuatro fiestas que se desarrollaban en domicilios particulares, una de ellas con 90 participantes.

Otro distrito donde la situación seguía siendo crítica es Santa Cruz, especialmente en Río Gallegos, la capital provincial, adonde llegó equipo epidemiológico nacional y enfermeros para reforzar la atención sanitaria.

La provincia de Chaco, en tanto, había logrado contener el pico de contagios que la ubicó durante varias semanas en igualdad de condiciones que el AMBA. Pero en las últimas horas un recrudecimiento de los contagios obligó al gobierno de Jorge Capitanich a frenar la etapa de desescalada .

En Catamarca, el gobierno de Raúl Jalil advirtió que aquellos que incumplan con las restricciones impuestas para evitar un aumento de casos deberán enfrentar multas por hasta $100.000.

En tanto, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, informó que las obras sociales activarán módulos para la internación domiciliaria para pacientes con coronavirus, mientras avanza el control para que garanticen la realización de los test PCR y el seguimiento médico de sus afiliados.

En Córdoba, otra de las provincias con retrocesos forzados por el recrudecimiento de los contagios, el gobierno de Juan Schiaretti habilitó sólo por este domingo las reuniones familiares, de 11 a 23, y con hasta 10 personas en lugares ventilados. La decisión se tomó pese a que el ministro de Salud, Diego Cardozo, señalara que la provincia atraviesa la situación “más crítica de los últimos seis meses”.

En Río Negro, otro de los distritos muy complicados por el aumento de casos, la administración de Arabela Carreras enfrenta una grave crisis por la saturación hospitalaria que derivó en la adquisición de urgencia de respiradores en el mercado chino, que aún no llegan a la provincia (ver aparte).

En este sentido, la secretaria de la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, (SATI) Rosa Reina, aseguró que en Córdoba, Mendoza, Santa Fe y Jujuy la ocupación de camas en las unidades de terapia intensiva “están casi al 100 por ciento” y señaló que, en la mayoría de provincias, se registra “un aumento”.

“En 20 provincias se registra un aumento de la ocupación de camas en el último mes y muchas de ellas están casi al 100 por ciento como Córdoba, Mendoza, Santa Fe y Jujuy” con el agravante de “una merma de intensivistas” para la atención, indicó.

En declaraciones a la señal A24, detalló que, antes de la pandemia, eran “1.800 intensivistas en todo el país” y que ahora son “muchos menos ya que algunos fallecieron por el mismo coronavirus” y no se puede incrementar el número porque se trata de una especialidad que requiere una formación profesional de cuatro años.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario